¿Dónde se puede vender?
Por supuesto, colocarle un letrero de “Se vende” en la ventanilla o el parabrisas ayuda, pero existen otras opciones disponibles. Como en la actualidad la mayoría de los hogares tiene acceso a Internet, éste es el primer recurso que deben tener en cuenta los vendedores, aunque tiene sus aspectos positivos y negativos. Por ejemplo, un auto puesto a la venta en la Internet tendrá más compradores potenciales; en contraparte, el aspecto negativo de vender por este medio es la actual popularidad del procedimiento: mientras más coches haya a la venta en los sitios web especializados, más probabilidades habrá que su vehículo se pierda en la multitud.

Para aquellos que buscan una venta rápida, es probable que la Internet no sea su mejor opción. Por el contrario, la sección de clasificados del periódico local podría ser la forma más rápida de vender un auto (además de cambiarlo simplemente a la hora de comprar uno nuevo).

¿Y las ganancias?
Gracias a guías de ventas de vehículos como Kelley Blue Book (www.kbb.com), los vendedores tienen una forma de orientarse para negociar sus coches, y los compradores pueden buscar fácilmente cualquier auto y comprobar si están pagando demasiado. Aunque existe cierta libertad al respecto y los vendedores tratarán siempre de ganar la mayor cantidad de dinero posible, la flexibilidad de los precios depende en gran medida del precio que la industria señala, no necesariamente en lo que piensa el vendedor que vale el vehículo.

Haga que su auto luzca atractivo
El atractivo exterior del automóvil influye grandemente en su venta. Si el coche no tiene buena apariencia cuando llega el comprador, probablemente no habrá venta, independientemente de su funcionamiento. Es necesario lavar y encerar el coche antes de exhibirlo para su venta. Además, es preciso limpiar el interior. Un coche sucio, ya sea por fuera o por dentro, le dará a los compradores potenciales la impresión de que no lo han cuidado.

Entre otros “trucos” figuran el cambio de aceite, del filtro de aire (que puede cambiar drásticamente el funcionamiento del vehiculo), el mantenimiento de los neumáticos, y el mantener un olor fresco dentro del coche. La cajuela debe estar vacío (dejando la llanta de refacción). Por otro lado, trate de archivar todos los reportes de mantenimiento. Si no lo ha hecho no hay remedio, en caso contrario, organícelos y preséntelos a los compradores potenciales.

Información cortesía de Contexto Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes