Revise la llanta de refacción. Los adolescentes suelen conducir autos viejos, y el estado de la llanta de refacción es importante. Hay que asegurarse de que la llanta tenga aire, algo que se olvida con mucha frecuencia. Puede estar totalmente desinflada o en pésimo estado, o quizá ni exista. Si compró un auto viejo, verifique que tenga llanta de refacción y un gato hidráulico.
Equipo de emergencia. No importa qué tan viejo es el auto, el conductor debe tener un equipo de herramientas de emergencia y un equipo de primeros auxilios. Hay que asegurarse de que el adolescente sepa dónde está el equipo, qué contiene y cómo usarlo.
Tenga los documentos en orden. Asegúrese de tener todos los documentos de seguro y de registro del vehículo a la mano y vigentes. Es buena idea elaborar una hoja informativa y pegarla en la puerta de la guantera, para que el adolescente sepa a quién llamar, qué decir y qué papeles presentar.
Déles un teléfono celular. Es importante que el adolescente tenga un teléfono móvil para casos de emergencia. Pero dígale que no lo use mientras maneje.
Evite las distracciones. Haga énfasis en el peligro de las distracciones. La inexperiencia de los adolescentes puede acarrear resultados fatales. Prohíbales manejar mientras usan el teléfono, comen o beben. Ponga límites en cuanto al número de pasajeros que puede llevar su hijo en el auto.

Antes de que el joven tenga privilegios de manejo, padre e hijo tienen que establecer un contrato para que quede claro a qué responsabilidades está sujeto el conductor, y cuándo tiene permitido usar el auto.

Si aún se siente preocupado, considere una escuela de manejo que enseñe a los conductores acerca del vehículo y cómo manejarlo, así como la forma de evitar accidentes. Para esto, puede preguntar a su agente de seguros, a un club automovilístico o al DMV local.

Como en otros aspectos de la vida, el padre puede dar el ejemplo. Si mantiene su auto en buen estado, y está preparado para desperfectos y percances, es más probable que su hijo haga lo mismo.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes