José F. Sánchez. Los Angeles | 17 de febrero de 2012

 

El segmento de autos híbridos y eléctricos se ha ido abriendo paso en el gusto del consumidor más que nada por el enorme gasto en el consumo de gasolina, aunque también está el hecho de la conciencia ecológica y el no depender completamente de la importación de petróleo extranjero.

 

El valor actual de la gasolina vuelve a rondar los 4 dólares por galón, por eso los autos pequeños han tenido un repunte en sus ventas. Pero a pesar de que se están vendiendo más autos que consumen poca gasolina, los que funcionan con otras alternativas están ganando terreno.

 

Estas tecnologías propulsoras son las alternativas de un futuro próximo o ya se están usando:

 

Diesel limpio. Con un rendimiento de hasta 30 por ciento superior a la gasolina, este elemento dejó de ser aquel altamente contaminante de los años ochenta. El combustible actual es un 97 por ciento más limpio y actualmente es usado en modelos de VW, Audi, Mercedez Benz y BMW, así como en camionetas de trabajo fabricadas por Ford, Chevy y Dodge.

 

Biodiesel. Este combustible está elaborado con una mezcla de grasas químicamente reactivas –como aceite vegetal o grasa animal– con alcohol. Lo bueno de este elemento es que cualquier vehículo que funcione con diesel puede hacerlo con biodiesel. El combustible es usado regularmente por vehículos del Gobierno y de uso comercial.

 

Vehículos de combustible flexible (FFVs). Actualmente hay más de 9 millones de estos autos en las carreteras. También conocidos como vehículos Flex-fuel, estos modelos están diseñados para funcionar con gasolina o con una combinación de gas y etanol, una mezcla llamada E85. La sustancia es más barata que la gasolina, pero tiene un inconveniente: la falta de estaciones de servicio que ofrecen este combustible.

 

Vehículos con unidades de gas de hidrógeno (FCVs). Muchos considera esta alternativa como la tecnología más limpia del futuro, aunque por el momento se halla en las primeras etapas de desarrollo. El motor de estas unidades funciona con gas de hidrógeno almacenado a una presión extremadamente alta. Al igual que los coches eléctricos, los FCVs son silenciosos, eficientes y no emiten contaminantes. Hay un modelo que está a punto de salir al mercado, se trata del Honda FCX Clarity, que actualmente se encuentra a prueba. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes