Desde que se dio a conocer el programa de intercambio conocido como “Cash for Clunkers” (Dinero por su carcacha), casi 700,000 carros usados se desecharon como chatarra bajo este sistema federal de reembolso. Pero, ¿cuántos de esos vehículos llegaron efectivamente al depósito de chatarra?

Los expertos dicen que quienes estén interesados en comprar un auto usado que averigüen primero su procedencia. También advierten que a pesar de que es ilegal vender carcachas del programa Cash for Clunkers, muchos de estos autos se pueden estar vendiendo en todo el país.

Protéjase
Afortunadamente, hay maneras para que los compradores de carros se protejan. Por ejemplo, en colaboración con la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés), Carfax agregó recientemete un número de identificación del vehículo (VIN) a cada automóvil del programa Cash for Clunkers en su base de datos.

La información se encuentra disponible en forma gratuita en www.carfax.com/clunkers. Luego de ingresar los 17 dígitos del VIN, el chequeo gratuito alerta a los compradores y vendedores sobre cualquier vehículo que se debería haber desechado al depósito de chatarra.

Los reportes del historial del vehículo de la compañía también incluyen la información sobre los cacharros además de otros hechos importantes sobre el pasado del carro, hecho que el vendedor puede no saber o no quiere revelar.

Los Reportes de Carfax indican si un auto estuvo en una inundación, incendio o choque o si su millaje se cambió ilegalmente. También es bueno que los compradores inspeccionen el carro visualmente y que lo hagan inspeccionar por un mecánico de confianza antes de comprarlo.

Otros consejos
• Asegúrese de que el nombre del vendedor y el número de identificación del vehículo tengan concordancia.

• Fíjese en las luces que indican si las bolsas de aire funcionan mal. La luz se debe encender brevemente cuando usted enciende el vehículo y luego se debe apagar.

• Vea si hay cables resquebrajados u óxido en el interior. Los carros que han estado bajo el agua se pudren de adentro hacia afuera. Los cables húmedos se quiebran, y los clavos y soportes de metal se corroen al secarse.

Para mayor información y guías sobre el programa Cash for Clunkers, visite www.cars.gov

Para mayor información sobre los reportes del historial de un vehículo, visite www.carfax.com

Información cortesía de Featurettes

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes