Ya se están empezando a sentir las temperaturas frescas del otoño, y antes de que llegue el frío de verdad, éste es un buen momento para dedicarle unos minutos al mantenimiento de su auto antes de que un inconveniente lo sorprenda en plena carretera bajo las inclemencias del tiempo.

Según los expertos del Instituto Nacional de la Excelencia en el Servicio Automotriz (ASE, por sus siglas en inglés), el clima frío muchas veces hace que algunos problemas existentes en el auto, empeoren. Por eso los especialistas aconsejan que el conductor lea su manual de propietario y realice los servicios de mantenimiento recomendados por el fabricante. Algunos de estos servicios son fáciles de hacer y son adecuados especialmente para el invierno.

Siga estos consejos
Llantas. Los neumáticos con desgaste pueden ser muy peligrosos en la lluvia, en la nieve o en superficies escarchadas con hielo. Revise el dibujo de las llantas y vea que no haya un desgaste desigual. Inspeccione las partes laterales en busca de rajaduras. Las llantas radiales para todas las estaciones o las especiales para la nieve son una buena inversión para las personas que acostumbran manejar regularmente bajo estas condiciones extremas. No olvide checar la presión y hacer una rotación de las llantas según su manual de propietario. Por último, revise también la llanta de refacción y asegúrese de que el gato hidráulico funcione correctamente.

Sistema de enfriamiento. Revise el nivel del líquido regularmente, así como su consistencia y las condiciones en que se encuentra. Una mezcla de 50/50 de agua y anticongelante es lo recomendado. También revise las mangueras y cerciórese de que no tengan cuarteadoras o fugas de líquido.

Limpiaparabrisas. Vea si los limpiaparabrisas están en buen estado; de no ser así, reemplácelos de inmediato. Llene el depósito del líquido para el parabrisas. Si no tiene un raspador de hielo, adquiera uno.

Batería. Si el tiempo de servicio otorgado para su batería ya expiró, es hora de reemplazarla. Limpie y apriete las terminales de la batería para asegurarse de que la electricidad llegue a la marcha fácilmente aun en temperaturas muy frías. Si nota señales de corrosión, limpie la zona con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua.

Combustible. Es importante evitar que las vías por donde corre el combustible se congelen por las bajas temperaturas. Un tanque lleno de gasolina puede ayudar a prevenir la formación del hielo.

Aceite de motor. La manera más fácil de proteger y mejorar la vida de su auto es usar un aceite sintético de alto rendimiento y cambiarlo con regularidad. Este tipo de aceite tiene una mejor fluidez a bajas temperaturas y una menor capacidad de fricción. Esto ayuda a que el motor encienda más fácilmente en días de mucho frío.

Contenido cortesía ARAcontent

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes