Para evitar sorpresas desagradables en la compra de un auto usado, lo mejor es hacer que un mecánico independiente lo inspeccione antes de estampar su firma en el contrato.
Por un costo aproximado de $100, usted puede obtener una reporte general acerca de las condiciones mecánicas del auto usado.
Efectuar esta revisión mecánica es una buena idea aún cuando el automóvil haya sido “certificado” e inspeccionado por el concesionario, y haya sido vendido con una garantía o un contrato de servicio.
Una inspección mecánica no es lo mismo que una inspección de seguridad. Las inspecciones de seguridad se enfocan en el estado del auto o las condiciones que pueden hacer que un vehículo sea inseguro para su manejo.

Puntos clave sobre la inspección
• Para encontrar una instalación de inspección, consulte las Páginas Amarillas bajo el título “Automotive Diagnostic Service” o simplemente pida que algún amigo o familiar le recomiende un lugar de confianza.

• Busque instalaciones que demuestren tener certificaciones, como por ejemplo el sello de Automotive Service Excellence (ASE). Estas certificaciones indican que algunos o todos los técnicos de dicho local cuentan con los estándares de conocimiento básico y competencia en áreas técnicas específicas.

• Asegúrese de que las certificaciones estén actualizadas, pero recuerde que una certificación por sí misma no es garantía de trabajo honesto o bien hecho.

• También pida ver las licencias actualizadas del Estado, si las leyes locales o del Estado las requieren.

• Pregunte qué es lo que incluye la inspección, cuánto tiempo lleva y cuánto cuesta. Obtenga esta información por escrito.

• Si el concesionario no le permite retirar el vehículo de sus instalaciones, hay servicios de inspección móvil que pueden ir hasta el lote del vendedor. Si no existe tal opción, pida al concesionario que se haga inspeccionar el auto en la instalación que usted designe, sin olvidar que usted tendrá que pagar el costo de la inspección.

• Una vez que el vehículo haya sido revisado, solicite al mecánico un informe por escrito que incluya un presupuesto del costo de las reparaciones que sean necesarias. Asegúrese que el informe incluya la marca, el modelo y el Número de Identificación del Vehículo (VIN).

• Asegúrese de comprender cada reporte detallado. Si decide hacerle al concesionario una contraoferta dependiendo de los resultados de la inspección, usted puede utilizar la estimación del costo de reparación para negociar el precio del vehículo.

Información cortesía de la Comisión Federal de Comercio (FTC)
Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.
Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes