¿Cuáles son sus causas más comunes?
La infidelidad tiene raíces culturales y sociales. Según una hipótesis, el hombre, inmerso en una formación machista, va de conquista en conquista a fin de afirmar su masculinidad. Esta hipótesis llevaría a pensar que el hombre tiene la tendencia a la poligamia, mientras que las mujeres, en esencia, serían monogámicas, y por eso se les considera más fieles que los hombres.

Pero en cualquier caso, la infidelidad es el resultado de carencias afectivas dentro de la vida marital -y a veces antes del matrimonio-, así como de la inmadurez y falta de responsabilidad de los cónyuges.
 
Según un experto, el único remedio contra la infidelidad es que cada uno sea sincero con sus sentimientos y que la pareja aclare aspectos de su relación que están fallando para buscar soluciones.

Si todavía existe amor entre los esposos, deben tratar de mantener su relación, basada principalmente en el respeto mutuo.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes