Un reconocido psicólogo ofrece cinco reglas básicas para evitar roces familiares y pasar las fiestas en paz y armonía

Dr. Xavier Amador. Los Angeles | 16 de Diciembre 2013

Durante la temporada de fiestas todo es armonía y felicidad, ¿o no? Bueno, hay ocasiones en que las tensiones suelen aumentar. Los motivos son muchos: un ex marido que tendrá que ver a los hijos o viejas rencillas con un familiar distanciado.

El Dr. Xavier Amador, psicólogo clínico reconocido mundialmente y portavoz del programa “Secretos de la Temporada” de P&G, comparte cinco reglas para mantener la paz familiar en estas fiestas:

1. Túrnense con delicadeza. Si la suya es una familia con hijos que deben pasar una de las fiestas con el padre y la otra con la madre por razones de custodia infantil, manéjese con suma delicadeza. Puede resultarle una situación difícil, pero balancear una dinámica familiar complicada es más difícil aún para los niños. Cuanto menos estén los niños expuestos a los desacuerdos y los resentimientos, mejor para todos.

2. Practique y prepárese. Practique la entrega de los niños con delicadeza mucho antes de las fiestas y resuelva los desacuerdos ahora, no medio de la temporada. Si un ex, un familiar político u otra persona no respetan su parte del acuerdo, tómelo con calma y hable sobre el tema, si es que debe hacerlo, después de las fiestas ya que en esta época las emociones tienden a ser más intensas de lo habitual.

3. ¡Olvídelo! Las rivalidades entre hermanos son, por su naturaleza, ¡una cosa del pasado! Olvídese de éstas, déjelas a un lado y no se autoengañe pensando que está perdiendo su última oportunidad de saldar una cuenta. Le aseguro que el o los conflictos resurgirán nuevamente después de las fiestas. Usted no tiene nada que perder al evitar caer en la trampa, adoptar la postura correcta y mantener la paz durante esta época festiva del año.

4. Cuente anécdotas. Venga preparado a compartir recuerdos felices y anécdotas positivas sobre su familia (ya sea que se trate de su familia biológica, adoptiva, política o incluso su ex). Aproveche cada oportunidad para marcar un tono festivo y afectuoso.

5. Todos en equipo. El movimiento físico es el antídoto a muchos problemas festivos. Vayan a jugar boliche. Diviértanse con juegos de mesa. Los estudios de psicología social afirman que las personas que juegan juntos piensan de modo más positivo acerca del otro, son más cercanas y se sienten mejor de sí mismos. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes