Redacción EC | Agosto 2012

El calor del verano se tardó en llegar pero cuando lo hizo, pegó con toda su fuerza. Un especialista en emergencias del Cedars-Sinai advierte a todos que deben protegerse contra las temperaturas peligrosas, especialmente los que tienen que pasar muchas horas bajo el intenso sol.

“Más personas han muerto en este país –durante un período de 20 años– debido a las olas de calor que a causa de terremotos, inundaciones, huracanes, tornados y rayos, combinados”, dijo Joel M. Geiderman, MD, co-director del Departamento de Emergencias del Cedars-Sinai. “Pero el sentido común puede prevenir muchas de estas muertes”.
El experto recomienda las siguientes medidas para combatir la ola de calor:

• Reconozca el agotamiento por calor, que puede conducir a una insolación. Los síntomas incluyen sudor excesivo, mareo, dolor de cabeza, náuseas, debilidad, calambres musculares, escalofríos, piel fría y húmeda. Si los síntomas son graves busque atención médica inmediata.
• Sepa cuándo se trata de insolación. Esta condición es potencialmente mortal y requiere atención médica inmediata. Los síntomas incluyen alta temperatura corporal, enrojecimiento, piel seca y caliente sin sudor, vómitos, pulso débil y rápido, aletargamiento, confusión, y respiración rápida y poco profunda. Llame al 911 o busque ayuda médica de emergencia. Mientras llega la ayuda mantenga a la persona fresca metiéndola en agua fría si es posible o llevándola a un área con aire acondicionado.
• No pase mucho tiempo afuera. Cuando el índice de calor se eleva a 100 grados o más, limite las actividades al aire libre. Si usted tiene que estar afuera, limite el tiempo a no más de 60 a 90 minutos a la vez y tome agua cada 10 o 20 minutos.
• Hidrátese. Beba por lo menos 20 onzas de agua de 2 a 3 horas antes de hacer ejercicio o salir a la calle. Tome otras 10 onzas unos 15 minutos antes de comenzar la actividad. Siga tomando agua por lo menos cada 20 minutos.
• Evite la cafeína y las bebidas azucaradas. Estas bebidas contribuyen a la deshidratación.
• Use un protector solar. Use uno de amplio espectro con un SPF de al menos 15. Aplíqueselo 30 minutos antes de salir, y vuelva a aplicar por lo menos cada dos horas o más a menudo después de nadar o sudar. EC

Compartir

Más artículos de interes