La Copa América se presenta como la gran oportunidad para ver en acción a las grandes figuras que despuntan en los mejores equipos de Europa

De las grandes estrellas que participan en esta edición de la Copa América, el charrúa Luis Suárez es el gran ausente del evento debido al mordisco propinado a Chiellini en el pasado Mundial de Brasil. Pero ya nadie se debiera acordarse de los que no están, sino de los que tratan de liderar a sus selecciones hasta la finalísima de del día 4 de julio. Estos son los hombres que están destinados a brillar en este torneo:

Lionel Messi. El “10” de Argentina llega mejor que nunca. Llega como una bala, después de hacer campeón de Liga, de la Copa del Rey de la Champions al Barcelona. Está, además, jugando en una posición nueva. Más alejado del área y de la presión defensiva y desde dónde la dimensión de su fútbol no ha hecho más que crecer cuando ya se creía que era imposible.

Neymar. En una Brasil atípica –probablemente tenga la mejor defensa del mundo, Neymar es el encargado de marcar la diferencia en el marco contrario. Irregular y genial a partes iguales, de sus genialidades pueden depender buenas partes de las opciones de Brasil de alzarse con el título. 37 goles y 7 asistencias con el Barcelona demuestran que esta temporada ha podido ser la de su despegue definitivo.

James Rodríguez. Considerado por la prensa española como el mejor fichaje por su rendimiento inmediato, James llegaba con la difícil tarea de suplir a Di María y ya nadie se acuerda del argentino por Madrid pese a perderse 2 meses por lesión. Técnica individual, visión de juego, sacrificio y un guante en la pierna izquierda que le han llevado a firmar 16 goles y 17 asistencias esta temporada en el Real Madrid.

Alexis Sánchez. Es el estandarte del equipo anfitrión, el “niño maravilla” que parece que ha vuelto por sus fueros. Junto a Arturo Vidal, es el encargado de liderar a la anfitriona en goles, desequilibrio y ambición hacia la final.

Marco Fabián. Ante las importantes ausencias (Carlos Vela, Chicharito Hernández y Gio Dos Santos) el Piojo Herrera tiene buena parte de sus esperanzas puestas en la estrella de Guadalajara. “Marquito” es ese jugador diferente que puede ayudar a México a desequilibrar los partidos más complicados del torneo. EC

Más artículos de interes