Muchas personas acusadas de un delito tienen derecho a recuperar su libertad bajo fianza, pero pocos saben cómo someter este pago. 

En Estados Unidos existen numerosas compañías que se dedican a depositar fianzas a nombre de personas acusadas de un delito, pero en la mayoría de las ocasiones la gente que acude a solicitar los servicios de una de estas oficinas llega sin conocer cómo funciona realmente este trámite y cómo depositar una fianza.

De acuerdo a la ley, aquellos acusados de un delito no federal tiene derecho a obtener su libertad bajo fianza, salvo circunstancias extraordinarias. Pero hay una serie de procedimientos que se deben seguir para realizar el trámite sin mayores contratiempos.

Siga los siguientes consejos para depositar una fianza

1. Averigüe la cantidad de la fianza y cuánto cobra una agencia de fianzas. Primero debe llamar a la corte del condado. Después de una serie de preguntas acerca del acusado le podrán decir la cantidad de la fianza, si es que aplica al caso.  Si solicita los servicios de una agencia de fianzas, éstas suelen cobrar un 10 por ciento del total que se debe pagar de fianza.

2. Acuda a la audiencia en corte acompañado de un abogado, siempre que esto le sea posible. Esta audiencia se realiza regularmente 48 horas después de que el acusado es arrestado. Aunque a final de cuentas es el juez el que tiene el derecho de negar la fianza si considera que el acusado es un peligro para la sociedad o si sospecha que el acusado escaparía para no presentarse a juicio.

3. Conozca las condiciones de la fianza. Cuando se le concede el derecho a fianza a una persona, se le imputan ciertas reglas, como mantenerse alejado de problemas legales y cumplir con algunas restricciones de alejamiento de lugares o personas.

4. Infórmese del tipo de fianza que se le ha concedido. Por lo general se conceden las siguientes formas para pagar una fianza: en cheque o efectivo, a través de una propiedad que tenga el mismo valor de la fianza, un bono (pago garantizado por el total de la fianza) o un perdón de pago con la condición de que el detenido se presente en corte cuando sea requerido.

5. Entérese de dónde debe depositar la fianza. Según el tipo de delito, en ocasiones se puede hacer el pago inmediatamente en la estación de policía o la corte, pero es más fácil dejar que su abogado o su agente de fianza arreglen esta situación. Ellos tienen experiencia en este tipo de procedimientos.

6. Sea paciente. En la mayoría de las ocasiones, recuperar la libertad después de pagar la fianza puede llevarse unas horas, debido a todo el papeleo que se debe realizar. En el caso de que los familiares del acusado teman por la seguridad del detenido o consideran que corre peligro mientras espera su salida, pueden pedirle a su abogado a que a que intente acelerar el proceso.

Compartir

Más artículos de interes