Pasos a seguir si la vivienda que acaba de rentar no está en las condiciones que dice el contrato

Eric Castelblanco | 1 de julio de 2013

El paso a un nuevo apartamento puede ser estresante y emocionante al mismo tiempo. Pero, ¿qué pasa si un inquilino firma un contrato de arrendamiento a largo plazo, tal vez para seis meses o un año, sólo para descubrir cuando se muda que el apartamento se encuentra en pésimas condiciones? En esta columna, el abogado Eric E. Castelblanco explica algunas opciones para inquilinos que se encuentran en esta situación.

1. Es posible que un inquilino pueda romper un contrato de alquiler si las condiciones de la vivienda imponen un peligro a la seguridad o salud del inquilino.  
Bajo la ley de contratos, el inquilino que firma un contrato de alquiler tiene que cumplirlo. Pero ese contrato también impone el deber legal del propietario de proveer al inquilino una vivienda que cumple con las normas de seguridad y con los términos del contrato. Si una unidad de alquiler está en malas condiciones, entonces es posible que el inquilino pueda salir sin consecuencias legales y posiblemente hasta recuperar algunos de los gastos de la mudanza.

2. Para protegerse, el inquilino debe documentar todo lo más pronto posible.  
Si la vivienda tiene muchos problemas, el inquilino debe tomar fotos y/o video de infestaciones o problemas estructurales, tal como hoyos en las paredes, fugas en la plomería, etc. Además, el inquilino debe inmediatamente notificar al dueño o al encargado por escrito sobre todos los problemas y las quejas para que no pueda negar que lo sabía desde el principio.

3.  Si las condiciones no mejoran en un plazo razonable, el inquilino tiene muchas opciones legales, dependiendo de las circunstancias.  
Después de informarle al propietario o al encargado,  el inquilino debe darle plazo razonable para arreglar las cosas. Si las condiciones persisten, el inquilino puede tener derecho de abandonar la vivienda sin consecuencia legal.

Es muy importante evaluar la severidad de las condiciones de la vivienda para saber si son suficiente base para el abandono del contrato de alquiler. Las condiciones pueden incluir plagas, deficiencias estructurales, peligros de los vecinos, o cualquier otra cosa que representa una amenaza para el inquilino. Este no puede utilizar este recurso más de dos veces en un período de 12 meses. EC

Desde 1995, el abogado Eric Castelblanco se ha dedicado a ayudar a los inquilinos a entender y hacer valer sus derechos. Para obtener más información acerca de sus derechos, llame al abogado Castelblanco al (213) 388-6004 o visite la página web www.castelblanco.com

Más artículos de interes