Redacción EC | 25 de julio de 2012

Las personas que rentan un apartamento o una casa deben estar al tanto de existe un tipo de seguro que los protege contra imprevistos.

Quizá piensa que un seguro para inquilinos es un gasto innecesario. Lo cierto es que este tipo de póliza es muy económica y podría ayudarle a evitar dificultades financieras en caso de que ocurra lo inesperado.

Descubra algunos de los mitos principales sobre el seguro para inquilinos y las diferentes formas en que podría proteger a su familia y sus pertenencias:

Mi arrendador cuenta con seguro, así que ya estoy cubierto. El seguro de vivienda de un arrendador únicamente protege al edificio contra los daños estructurales. Si sus pertenencias son destruidas o robadas, este seguro no cubrirá las pérdidas.

El seguro para inquilinos le permite reemplazar sus pertenencias personales y podría cubrir los gastos médicos de sus visitantes en caso de que sufran alguna lesión.

El seguro para inquilinos es caro. A diferencia de las pólizas de seguro de vivienda, el seguro para inquilinos no cubre los daños ocasionados al edificio, por lo que tiene primas mucho más bajas.

Si toma en cuenta que reemplazar sus pertenencias en caso de robo o desastre podría costarle miles de dólares, el seguro para inquilinos es una excelente inversión que protege sus finanzas familiares.

Mi edificio y mi vecindario son muy seguros. Muchas personas se rehúsan a adquirir un seguro para inquilinos cuando viven en zonas o viviendas muy seguras. Lo que desconocen es que el seguro para inquilinos generalmente brinda protección tanto dentro, como fuera de su vivienda.

Una póliza podría cubrir sus pérdidas si, por ejemplo, le roban sus maletas durante un viaje o si las pertenencias que haya dejado dentro de su automóvil son dañadas o robadas.

Mis pertenencias no valen mucho. Cuando uno suma el valor de todas sus posesiones, por pequeñas que sean, se da cuenta de que reemplazarlas podría costar miles de dólares.

Además, un seguro para inquilinos también puede cubrir los gastos médicos de sus invitados, costos de representación legal en caso de demandas, e incluso gastos de vida cuando tiene que buscar una vivienda temporal en caso de desastre.

El tipo y cantidad de cobertura dependen de su situación y sus necesidades. Le sugerimos platicar con un agente de seguros para determinar las opciones más adecuadas para usted y su familia. EC

Fuente: Allstate. Información cortesía de Contenido Latino

Compartir

Más artículos de interes