Itsia Vanegas. Los Angeles | 30 de octubre de 2012

En los tiempos económicos actuales muchos deshojan la margarita preguntándose: ¿comprar o no comprar? ¿me ariesgo o continúo tirando el dinero por la borda pagando alquiler? Adquirir una propiedad, un techo o cumplir con el sueño americano es una constante para la mayoría de las familias que se sienten más seguros al poseer una propiedad que pudiera resguardarlos o respaldarlos ante una eventualidad.

 

Según los expertos, la debacle económica que puso a tambalearse al mercado inmobiliario de los Estados Unidos, perjudicó a unos mientras está favoreciendo a otros. La disminución de los precios en bienes raíces está ofreciendo la mayor asequibilidad a las viviendas de los últimos 30 años. Las propiedades actualmente cuestan un tercio menos, y según expresan los expertos de ZILLOW comprar es más económico que alquilar en la mayor parte del país. Esta aseveración resulta del análisis efectuado donde tomaron en cuenta los costos de comprar una propiedad (enganche, cierre, hipoteca, impuestos, mantenimiento, etc.) contra los costos de renta, a lo que se suma las bajas tasas de interés que se ofrecen en el mercado.

Piense antes de comprar

Los expertos del Daily Finance advierten que quienes desean aprovechar esta oportunidad deben pensarlo con detenimiento.  Si hace cinco años era bien visto tener 709 de promedio de crédito FICO, actualmente se considera terrible, pero no lejos de ser bueno. Ello incidirá en la tasa de interés del comprador, que no será tan apetecible como la de quien tenga un promedio de crédito más elevado. Si el aspirante a comprar casa tiene deudas pendientes o sin pagar afectará su promedio de crédito y la posibilidad de obtener un buen crédito y hasta de poder comprar vivienda. Quienes obtengan  una tasa de interés alta les costará mucho dinero en la años venideros, sin importar lo que suceda en la economía en general.

Barry Paperno de Credit.com señala también que pocas personas saben que obtener un nuevo préstamo o tarjeta de crédito daña la puntuación de crédito a corto plazo. Si el comprador no posee un buen récord crediticio y adquiere una vivienda, probablemente no obtendrá otro crédito para hacer arreglos en su nuevo hogar. Así que piénselo bien antes de dar el gran salto al sueño americano. EC

Compartir

Más artículos de interes