Con las herramientas y los consejos adecuados, incluso los pintores principiantes pueden aprender a pintar como un profesional

Una nueva capa de pintura puede ser una de las formas más fáciles y económicas de actualizar la decoración y el valor de una casa. Con las herramientas y los consejos adecuados, incluso los pintores principiantes pueden aprender a pintar como un profesional.

1. Prepare el área que va a pintar. Quite los muebles, los tapices de la pared y las tapas de los interruptores de luz y los tomacorrientes. Proteja los pisos de goteos y derrames con láminas de lona. Aplique cinta de pintor a lo largo de molduras y ventanas. Use una espátula para asegurarse de que la cinta esté bien adherida alrededor de los bordes.

2. Limpie y arregle la superficie. Para una apariencia verdaderamente profesional, comience con una superficie lisa y limpia. Rellene los orificios de los clavos y las grietas con yeso o masilla. Elimine el polvo, la suciedad, la grasa y los acabados brillantes con un sustituto no tóxico, como la preparación de pintura Lift Off All Surface Paint de Mötsenböcker. Esto no solo hace que su proyecto terminado se vea mejor, también ayuda a que la pintura dure más tiempo.

Pintando la pared con un rodillo3. Use las herramientas adecuadas. Antes de aplicar su primera capa, asegúrese de tener todas las herramientas adecuadas para el trabajo. Un cepillo de nailon y poliéster funcionará con casi cualquier tipo de pintura de látex. Los rodillos se pueden utilizar para pintar grandes superficies como paredes. Los derrames y goteos de pintura son prácticamente inevitables, pero un removedor de pintura a base de látex puede ser útil para una fácil limpieza. No es necesario que deje que la pintura gotee en el piso y reste valor a la belleza de la pintura nueva en sus paredes.

4. Repase las buenas técnicas. Pinte una pared a la vez, comenzando por la parte superior para que las gotas caigan sobre las áreas sin pintar. Cepille la pintura alrededor de la moldura y en las esquinas de las paredes. Utilice un rodillo de pintura para superficies más grandes. Enrolle la pintura en un patrón de W de tres por tres pies. Continúe enrollando hasta que todas las secciones estén pintadas, agregando pintura fresca al rodillo mientras se seca. La mayoría de las pinturas requieren dos capas y algunos tonos más oscuros pueden requerir tres.

5. Limpie. Retire la cinta inmediatamente después de pintar, antes de que se seque la pared, para que la pintura fresca no se despegue con ella. Compruebe si hay goteos y derrames de pintura en los pisos, los herrajes y los muebles. Utilice un paño seco para limpiar la pintura húmeda de las superficies. Luego aplique un removedor de pintura en la superficie. Agite suavemente la pintura seca con un cepillo de cerdas suaves y luego séquela. EC

 

Com información de NAPS