Los niños pueden aprender a cultivar un huerto desde pequeños y desarrollar una pasión por las plantas y las actividades al aire libre

Cuando tienen dos años de edad los niños ya están capacitados para ayudar con tareas simples como regar las plantas. No deben manipular la manguera por sí solos, pero una regadera pequeña y de colores brillantes es lo más adecuado para regar las plantas y macetas de los balcones. Otro trabajo entretenido es eliminar las hierbas malas, siempre bajo la supervisión de un adulto y ayudarle a cultivar un huerto.

Otras consejos para que los niños participen al cultivar un huerto

• Sembrar las semillas. Con dos o tres años más, los niños pueden comenzar a sembrar semillas. Se prefieren las plantas en macetas, como la caléndula (maravilla) o la capuchina. Para calmar su impaciencia, puede optar por semillas de plantas de rápido crecimiento. Este es el caso de los guisantes, frijoles o lentejas o si quiere cultivar otros vegetales. Las semillas de girasol también son muy apropiadas, dado su gran tamaño y llamativo.

Los niños mayores pueden organizar un pequeño jardín por sí mismos. Una buena opción para hacer esto son los maceteros grandes, donde pueden plantar diferentes especies. Se debe alentar la responsabilidad y el entusiasmo de los niños.

Portada de la revista digital de El Clasificado
Descargue gratis la revista digital dedicada a la jardinería.

• El uso de herramientas. Con respecto al uso de las herramientas, la forma más adecuada de evitar accidentes peligrosos es comprar utensilios inofensivos, como palas, cubos y regaderas. No incorpore herramientas afiladas.

En ningún caso se debe dejar en manos de los niños el uso y manejo de podadoras o tijeras. También deben mantenerse alejados de productos peligrosos como fertilizantes o herbicidas. Para saber cómo utilizar el equipo puede pedirle consejos a una compañía de servicios de jardinería.

• Convertir la jardinería en una aventura. Es fácil convertir su jardín en un pequeño lugar de aventuras. Puede hacer un área divertida como un tipi o un lugar cubierto de flores donde se pueden esconder, o construir montones de hojas o hierba para escalar. Será una forma de motivarlos y hacer que se enamoren de la jardinería desde la niñez. EC

Para ver más temas sobre jardinería, puede descargar gratis la revista digital de El Clasificado de esta semana.