Es importante que además de reducir el riesgo de un incendio dentro y fuera de su hogar cuente con un seguro de casa

Redacción EC

 

Los incendios pueden ocurrir en cualquier momento, pero el riesgo aumenta durante la época de verano debido al ambiente seco y las altas temperaturas. Corren peligro especialmente las viviendas ubicadas cerca de áreas propensas a incendios forestales, aunque también aquellas en las que no se retiran materiales que puedan arder fácilmente o por cualquier otro incidente, como por ejemplo saturar un enchufe eléctrico o hasta no reemplazar los detectores de humo defectuosos.

Para reducir cualquier riesgo de incendio dentro y fuera de su hogar siga estos simples consejos.

En el interior de su vivienda

• Deshágase de los objetos y del mobiliario innecesarios en el hogar. Por ejemplo, regale la ropa que ya no le quede o done los juguetes de sus hijos que ya no usen. Entre menos desorden exista, habrán menos objetos para alimentar un incendio.

• Revise que todos los detectores de humo estén funcionando y tengan baterías nuevas. Esta es una de las formas más prácticas y rápidas de identificar un incendio en cuanto se inicia.

• Es común que durante el verano utilice otros aparatos eléctricos como ventiladores, aires acondicionados y neveras. Evite conectar demasiados cables en un mismo enchufe, ya que podrían ocasionar un corto circuito, una de las causas más comunes de incendios dentro del hogar.

En el exterior de tu vivienda

• Limpie el techo y las canaletas, removiendo escombros y hojas secas que pudieran haber quedado atrapadas. Estos tipos de materiales son el combustible perfecto para propagar un incendio.

• Reemplace las tejas del techo y los mosquiteros metálicos sueltos o rotos para impedir que ingresen cenizas en caso de que ocurra un incendio en el exterior.

• Adquiera muebles para el jardín resistentes al fuego. Si sus muebles actuales no son de este tipo, puede aplicar un químico especial que aumenta su resistencia contra el fuego.

• No use un asador cerca de arbustos, árboles o cualquier otro material combustible. Siga esta y otras recomendaciones de seguridad al usar asadores.

• Aunque lo mejor es prevenir un incendio, también es importante proteger a su familia y sus finanzas con un seguro de casa. Hable con un agente de seguros y verifique que cuente con una cobertura adecuada contra incendios. EC

 

Información cortesía de Contenido Latino

Más artículos de interes