Fácil de creer

El correo comunica falsamente a la persona que el IRS tiene pruebas de que la última declaración de impuestos que presentó la pasada primavera contiene datos falsos, y por ende la institución tributaria está llevando a cabo una investigación a fondo. Con ello el estafador trata de asustar a la víctima quien en estado nervioso es probable que sea más fácil de ser dirigido hacia el fraude. Así, el correo electrónico trata de convencer al contribuyente confuso que ingrese a un enlace incluido en el texto para que obtenga más información sobre por qué está siendo investigado.

Enlace peligroso

Cuando la víctima ingrese al enlace como se indica en la carta habrá caído en la trama: el “link” contiene un código que se apoderará del disco duro de la computadora de la víctima, permitiendo al estafador acceder a sus archivos personales. Esta información personal y fiscal privada servirá para usurpar su persona en transacciones económicas que pudieran llevarlo a la ruina. Este terrible código ha sido denominado Trojan Horse.

El IRS comunica a todos los contribuyentes que reciban e-mail sospechosos  que afirman venir del IRS que no abran ningún anexo, enlace o similar.

Variantes

Pero esta no es la única estafa que puede llegar por correo electrónico a los contribuyentes. Así, si usted tiene una empresa desconfíe si recibe un correo que asegura que uno de sus clientes presentó una queja a su negocio y que el IRS va a investigar.

Otro e-mail común pide a los usuarios que entren a un sitio falso bajo el nombre del IRS en donde se le pide que ingrese su cuenta bancaria.

Todas estás técnicas de estafas reciben en inglés el nombre de “phishing”, esto es, un juego de palabras que puede traducirse como pesca de información.

Denunciar

Si recibe e-mail sospechosos que afirman venir del IRS, no abra el enlace y envíe el correo en cuestión a la dirección [email protected]. El IRS y el Inspector General de la Administración de Impuestos (TIGTA) trabajan con US Computer Emergency Readiness Team (CERT) y varios proveedores de servicios de Internet para detener esta plaga de fraudes y eliminar los sitios “phishing”. Desde el año pasado el IRS ha recibido más de 17,7000 correos sospechosos de contribuyentes.

Recuerde que el IRS nunca envía e-mail sin que sean solicitados, no pide información personal o financiera detallada, ni número de PIN.

Para mayor información visite IRS.gov

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindarle.

Compartir

Más artículos de interes