Los preparadores de impuestos inescrupulosos existen y pueden causar grandes daños financieros y legales a quienes acuden a ellos en busca de sus servicios. Si usted contrata a una persona para que le ayude a preparar su declaración tributaria, el IRS le aconseja elegir con cuidado. Recuerde que el contribuyente es legalmente responsable por lo que aparece en sus declaraciones, aun cuando ésta sea preparada por otra persona. Por eso es importante que busque a un profesional calificado. Alguien que no lo sea puede pasar por alto deducciones legítimas o créditos que pudieran resultar en que usted pague al gobierno más de lo debido. Dicha persona también pudiera cometer errores que podrían resultar en multas e intereses adicionales, siendo usted el único responsable.

Siete consejos para hacer una buena elección

1. Investigue sobre el historial del preparador con el Better Business Bureau, la Barra de Contadores Públicos, la Barra de Abogados o la Oficina del Procurador General de su estado, ellos se encargan de regular sus actividades. Haga todas las preguntas que crea necesarias y obtenga referencias de clientes que hayan utilizado los servicios de este preparador anteriormente.
2. Sepa con qué clase de preparador está tratando. ¿Se trata de un Agente Registrado, un Contador Público Certificado (CPA) o un Abogado Tributario? Debe saber que sólo estas tres categorías de preparadores de impuestos pueden representarle ante el IRS en todos sus asuntos tributarios, incluyendo auditorías, colecciones y apelaciones. Otros pueden representar al contribuyente sólo en auditorias de declaraciones que ellos firmaron como preparadores.
3. Pregunte o investigue si el preparador pertenece a alguna organización profesional que requiere que sus miembros obtengan educación profesional continua y que los haga responsables por seguir un código de ética.
4. Evite a quienes ofrecen obtenerle reembolsos mayores que otros preparadores, o si basan su paga en un porcentaje de su reembolso.
5. No firme una planilla en blanco o en lápiz, y revise por completo la declaración para cerciorarse de que la información, su nombre, domicilio y los números de seguro social estén correctos y se siente satisfecho con la veracidad de su declaración.
6. A un preparador se le requiere por ley firmar la declaración, completar las áreas para el preparador en la forma correspondiente y entregarle a usted una copia de su declaración. Asegúrese de poder localizarlo después de presentar su declaración, en caso de que el IRS necesite hacerle preguntas acerca de la información en un futuro. 
7.Usted puede presentar al IRS una autorización para que la correspondencia o los cheques de reembolso sean enviados a su preparador o representante. Pero sólo usted puede endorsar o cobrar su cheque.

Para más información visite: www.IRS.gov

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar.

SHARE

Más artículos de interes