Siga estas sugerencias
Busque en Internet cupones de descuento y códigos de promociones. En vez de comer con frecuencia en los restaurantes, muchas personas están comprando más en los mercados y cocinando en casa. Numerosos supermercados importantes colocan cupones, ofertas y otras promociones por Internet, que pueden implicar más ahorros en una fracción del tiempo que demora recortar cupones de la manera tradicional. De la misma forma, muchos minoristas de Internet hacen circular “códigos de promoción” que se pueden usar a la hora de pagar por la transacción, con el beneficio de ahorros adicionales. Antes de efectuar el pago de una transacción en línea, haga una rápida búsqueda en la Internet. Visite sitios Web como www.RetailMeNot.com o www.CouponCabin.com para ahorrar.

Analice diferentes cotizaciones de seguros. Los seguros, ya sea para automóviles, vivienda, salud o negocios, son algo imprescindible. Sin embargo, muchas personas ni siquiera se toman el tiempo de buscar opciones para lograr una mejor cotización de seguros, pues lo consideran como un gasto no negociable, o creen que están obligados a seguir con la póliza hasta que llegue el plazo de vencimiento. Pero las cosas no son precisamente así. Es posible cambiar de póliza en cualquier momento, sin penalidad, y con frecuencia se puede hallar una oferta más ventajosa, si investigamos lo suficiente. Mejor aún, se pueden usar sitios Web para analizar varias cotizaciones, tales como www.NetQuote.com, y recibir cotizaciones de múltiples agentes interesados, sin la presión de llenar múltiples solicitudes.

Use los servicios de los mapas en línea. En vez de tomar siempre la misma ruta al trabajo, la casa de un amigo o algún sitio de interés, use los servicios de cartografía por Internet. Mientras menos tiempo emplee en desplazarse del punto A al punto B, menos combustible gastará. Sitios Web como www.Mapquest.com o GoogleMaps pueden cambiar su forma de viajar y los gastos necesarios para llegar a su destino.

No derroche dinero en el producto erróneo. Lea primero las opiniones del cliente. Casi todos los comerciantes por Internet ofrecen en sus sitios Web las opiniones de los clientes y las evaluaciones de cada uno de sus productos. Si va a hacer una compra sustancial, dedicarle tiempo a leer lo que otros opinan acerca de ese producto antes de adquirirlo pudiera convertirse en un inmenso beneficio. Considere visitar los sitios Web www.Epinions.com o www.ConsumerSearch.com. Si las opiniones indican que un producto en particular no vale la pena —o que hay otro similar a menos precio—, reconsidere la compra y busque otras opciones.

Cortesía de ARAcontent

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

Compartir

Más artículos de interes