No use el ATM: Los cajeros automáticos o ATM que no pertenecen a su red bancaria, pudieran imponerle el pago de cierta suma por cada extracción que haga. Si todos los meses extrae dinero varias veces, los gastos son mayores. Por ejemplo, si realiza extracciones cuatro veces por semana como promedio, con una cuota por servicio de 2 dólares, esto equivale a 416 dólares en las 52 semanas del año. Por tanto, use cajeros automáticos que no le exijan el pago de una cuota por servicio. O mejor aún, extraiga una cantidad presupuestada específica del banco (donde no le cobrarán nada). Así se verá libre además de gastos adicionales por encima de ese presupuesto.
 
Pague sus cuentas en línea: En la actualidad se pueden pagar casi todas las cuentas mediante una extracción de su cuenta de cheques. Los pagos automáticos eliminan la aplicación de cuotas por concepto de retraso en los pagos a su cuenta. Además, se ahorrará los sobres y las estampillas.
 
Compre en tiendas de descuentos: Numerosos establecimientos de descuentos ofrecen mercancía de calidad, e incluso de marca, por una fracción de lo que cobran otras tiendas por departamentos, debido a que pudieran ser los sobrantes de la temporada recién concluida.
 
Asimismo, considere el alquiler de artículos costosos en vez de comprarlos. Por ejemplo, quienes tengan que asistir a una boda u otra fiesta importante, pueden alquilar un esmoquin o vestido de elegante en vez de invertir en ropa que probablemente sólo usen una vez.
 
Transporte compartido: Debemos reconocer que, independientemente de los altibajos del precio de la gasolina, es mucho más rentable hacer uso del transporte compartido o carpool y repartir los gastos entre varias personas. Además, alternar varios vehículos equivale a menos deterioro en comparación con la utilización de uno en particular.
 
Pagar al contado: Cuando compramos con una tarjeta de crédito corremos el riesgo de gastar excesivamente, y del posible pago de cuotas de financiamiento. La reducción del uso de las tarjetas de crédito implica mayores ahorros.

SHARE

Más artículos de interes