Pequeños cambios que pueden resultar en grandes ahorros

• Inspeccione y repare el aislamiento térmico. Es necesario que la casa cuente con buen aislamiento para disminuir los costos de calefacción. Un aislamiento adecuado podría ahorrarles a los dueños de casa varios cientos de dólares en el curso de una sola temporada invernal.

• No deje que penetre el aire frío. Elevar la temperatura en el termostato no es la forma más eficiente de mantener un clima agradable en casa. Hay posibilidades de que si en inviernos pasados aumentó regularmente la temperatura del calefactor, habrá grietas, aberturas o agujeros en la vivienda por los que se colará el aire frío. Las grietas alrededor de puertas y ventanas son con frecuencia las culpables de la entradadel aire frío. El arreglo de las mismas es económico, y no habrá que estar compensando exagerada y constantemente el sistema de calefacción. Si sus ventanas son antiguas, considere reemplazarlas. Si bien las ventanas nuevas pueden ser costosas, a la larga el mejor aislamiento que proporcionan las hará más valiosas.

• No deje que se escape el aire caliente. Si bien las grietas y agujeros alrededor de las ventanas permiten la entrada del aire frío, hay otras partes de la casa por las cuales se escapa el aire caliente. Algo especialmente factible en zonas alrededor de los interruptores y tomacorrientes, o paredes exteriores. Si esos sitios no están bien aislados, el aire caliente se escapará por esa vía. Pero eso se puede arreglar aplicando resina epóxica, cuyo precio es razonable, o simplemente instalando nuevas placas de cobertura, y asegurándose de que están bien sujetas a la pared.

• Inspeccione y modere su sistema de calefacción antes de que el invierno golpee con sus más bajas temperaturas. Con frecuencia, los dueños de casas no inspeccionan sus sistemas de calefacción, y el resultado puede implicar cuentas más elevadas de consumo, gracias a conductos sucios y filtros viejos. Una vez que éstos se han limpiado y reemplazado, usted se dará cuenta inmediatamente de los resultados.

Otra forma de ahorrar dinero con su sistema de calefacción es la instalación de un termostato programable, que puede ajustarse para que haya calefacción en la vivienda cuando haya personas dentro, y bajar la temperatura cuando no haya nadie en casa (como en horas de trabajo o escuela). El costo de darle calor a la casa cuando llega será mucho menor que mantenerla con la temperatura adecuada durante todo el día, cuando no hay nadie en la vivienda.EC

Información proporcionada Contexto Latino

Compartir

Más artículos de interes