Venta: Se puede evitar el proceso de juicio hipotecario si cuenta con un contrato de venta pendiente o si puso la propiedad en el mercado de bienes raíces. Esta alternativa es positiva si el resultado de la venta alcanza para cubrir la deuda del préstamo y los costos del procedimiento de venta.

Venta rápida (Short Sale): Su prestamista le podría permitir la opción de que venda la propiedad por su propia cuenta antes de iniciar el proceso de juicio hipotecario, acordando “perdonarle” cualquier diferencia entre el precio de venta y el balance de la hipoteca. De cualquier forma, usted podría encarar posibles gastos de impuestos sobre el total de la deuda “perdonada”.

Escrituras en lugar de un juicio hipotecario (Deed in Lieu): Usted voluntariamente transfiere el título de propiedad al prestamista a cambio de la cancelación del balance de la deuda. A pesar de que pierde la propiedad, esta opción puede ser menos perjudicial en su historial crediticio que un juicio hipotecario. Esta alternativa podría no aplicar si otros préstamos u obligaciones están asegurados por la propiedad,

Busque ayuda

Una agencia de consejería de vivienda puede asesorarlo durante esta difícil situación analizando su caso, contestando sus preguntas, dándole a conocer las opciones existentes, priorizando sus deudas y ayudándolo a prepararse para entablar comunicación con su prestamista. Llame a su oficina local del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano al 1-800-569-4287 ó visite la página web: www.hud.gov, para ayudarlo a encontrar una agencia de consejería de vivienda que esté regulada por esta entidad del gobierno. También puede ponerse en contacto con el NeighborWorks Center for Foreclosure Solutions llamando al 1-888-995-HOPE ó www.nw.org

Alerta con el fraude y el engaño

Tenga especial cuidado con personas que prometen ayudarlo, pero lo único que quieren es su dinero. Estos son algunos casos típicos de lo que hay que cuidarse:

  • El especialista en prevenir juicios hipotecarios: El llamado “especialista” es un falso consultor quien cobra sumas muy altas por sus servicios, que básicamente consisten en hacer llamadas telefónicas y llenar papeles, algo que cualquier propietario podría hacer sin dificultad. Ninguna de sus acciones resulta en el salvamento de la propiedad.
  • El que se queda con su casa con la promesa de que usted la volverá a comprar. Los propietarios son inducidos a firmar las escrituras de la casa por alguien que le permite quedarse en la misma pagando una renta, para después comprarla nuevamente. Usualmente los términos para lograrlo son tan difíciles que se hace imposible adquirir la casa otra vez, entonces el inquilino es desalojado y la persona que supuestamente lo ayudó se queda con toda o casi toda la plusvalía de la propiedad.

Información proporcionada por la Federal Trade Commission

Para éste y otros temas de interés sobre bienes raíces visite www.hogarmidulcehogar.com

Compartir

Más artículos de interes