Algunos propietarios tienen claro que al perder su casa por falta de pago, su crédito se verá afectado, pero desde su punto de vista, quedarse con una deuda de por ejemplo 400,000 dólares cuando su casa en realidad vale 190,000, no es una opción viable y por eso dejan de hacer sus pagos, por lo que el banco termina recuperando la vivienda.

Tras perder su casa, estos propietarios asumen que al hacer sus pagos a tiempo en sus tarjetas de crédito, líneas de crédito, préstamos de auto, seguro y otros, podrán rápidamente recuperar los puntos perdidos en su crédito y eventualmente lograrán comprar nuevamente una casa.

Piénselo muy bien antes de perder su vivienda y permitir que el banco se haga con el título de la misma. Si usted no puede hacer sus pagos por una pérdida financiera real, como haber sido despedido de su trabajo, a causa de un divorcio o por la muerte repentina de un familiar, el tiempo de espera para volver a comprar una propiedad varía de entre dos a cinco años, pero si usted dejó de pagar su vivienda porque el préstamo era superior al valor que su casa tiene hoy en el mercado, es muy factible que deba esperar entre siete y diez años si desea comprar una casa nuevamente.

No basta con reparar su crédito
Existen compañías que prometen arreglar su crédito y así es, lo pueden hacer. Pero al momento de comprar una propiedad, el banco tendrá muy presente no solamente su crédito. Según las nuevas regulaciones de préstamos, todos los bancos y entidades financieras que realicen préstamos hipotecarios investigarán muy a fondo los factores que lo llevaron a tomar la decisión de perder su casa y, si no existe una razón de peso, su préstamo no será aprobado.

Ahora bien, los bancos necesitan hacer préstamos para sobrevivir y mantenerse en el negocio, así que es posible que vengan nuevas regulaciones que permitan la compra de una casa aun cuando usted haya perdido su vivienda recientemente. Quizás solo exijan una mayor cuota inicial, pero hasta que lleguen estas nuevas regulaciones tenga presente que la mejor decisión, si su casa vale menos de lo que usted debe, es hacer una venta corta con la aprobación del banco, donde todas las deudas queden saldadas, y su nombre y su historial de crédito no se vean afectados.

SHARE

Más artículos de interes