Cada año, las clases siempre inician en la misma época, pero los desastres llegan sin avisar, especialmente aquí en el Sur de California. Después de todo, Los Ángeles podría verse afectado por diversos tipos de desastres, ya sean temblores, incendios forestales, deslizamientos de tierra o un posible ataque terrorista. Por tal motivo, resulta indispensable que cada hogar prepare su mochila para emergencias, que debería incluir: agua, comida, dinero en efectivo, documentos importantes, ropa, linterna de pilas, botiquín de primeros auxilios (con medicamentos incluidos), radio, artículos de baño y herramientas.

“Más vale prevenir que lamentar. ¡Preparémonos!”

Este es el nombre de la premiada campaña que abarca comunidades multiculturales y multilingües. Los materiales impresos se han reproducido en inglés, español, chino, coreano, tailandés, jemer, tagalo, vietnamita, armenio, ruso, árabe y farsi.

Jonathan E. Fielding, Director de Salud Pública y Funcionario de Salud del Condado expresó, “Desafortunadamente, los temblores, incendios forestales o hasta una pandemia de gripe no nos avisarán con unos cuantos días de anticipación para permitirnos reunir nuestras provisiones. Por lo tanto, es indispensable preparar hoy un plan familiar y un maletín de emergencias”.

¿Tiene el maletín del año pasado? Revíselo nuevamente

Los artículos del maletín no sólo permitirán a los residentes que resulten afectados por un desastre incrementar su seguridad, sino que les brindarán comodidad adicional en caso de que necesiten esperar la llegada de más ayuda. Se recomienda contar con provisiones de emergencia (especialmente agua, comida y medicamentos) por lo menos para siete días.

Si su maletín lo preparó el año pasado, este es un buen momento para volver a evaluar su contenido. Es buena idea verificar sus artículos cuando ocurra el cambio de horario. Después de modificar la hora en su reloj y de cambiar la batería de sus detectores de humo, revise su maletín a fin de asegurarse de que cuenta con todos los artículos indispensables. ¿Necesita revisar la linterna para ver si las pilas todavía funcionan? ¿Están actualizados sus documentos importantes? ¿La ropa que preparó aún les queda bien a sus hijos que están creciendo? ¿Expiraron los alimentos no perecederos? ¿Incluyó una dotación adicional de su nuevo medicamento? Estas son algunas de las preguntas que debe formularse antes de iniciar la revisión. No olvide tampoco preparar un maletín extra para mantenerlo en su lugar de trabajo y/o en su vehículo.

Puede obtener más información y descargar la lista de suministros en su idioma visitando https://www.labt.org 

Compartir

Más artículos de interes