• Elija un contacto familiar que resida fuera de la zona.
• Consulte con un especialista para encontrar formas adicionales de proteger su vivienda, tales como fijar la casa a los cimientos y otras técnicas de mitigación estructural.
• Tome un curso de primeros auxilios en la oficina local de la Cruz Roja de su localidad.
• Reciba capacitación de su departamento de bomberos local sobre cómo usar un extinguidor de incendios.
• Informe a las niñeras o proveedores de cuidado acerca del plan .
Aprenda qué hacer cuando comience a temblar
• ¡Agacharse, cubrirse y sujetarse! Dé solamente unos pocos pasos hasta un lugar seguro próximo. Quédase dentro hasta que los temblores hayan cesado y  esté seguro de que se puede salir sin peligro. Manténgase alejado de las ventanas. Si está en la cama, sujétese y quédese allí, protegiéndose la cabeza con una almohada.
• Si  está fuera, busque un lugar despejado lejos de edificios, árboles y cables eléctricos. Tiéndase en el suelo.
• Si  está dentro de un automóvil, disminuya la velocidad y conduzca a un lugar despejado. Permanezca en su auto hasta que los temblores cesen.
Después de que pase el temblor
• Compruebe si tiene lesiones. Protéjase contra daños adicionales poniéndose pantalones largos, camisa de manga larga, zapatos resistentes y guantes de trabajo.
• Vea si los demás tienen lesiones. Proporcione primeros auxilios a las lesionados graves.
• Revise si hay incendios pequeños y extíngalos. Desconecte el gas si cree que hay un escape o percibe un olor a gas. (Recuerde, solamente un especialista debería volver a conectarlo.)
• Escuche la radio por si emiten instrucciones.
• Prepárece  por si ocurren temblores posteriores.
• Inspeccione si su vivienda sufrió daños. Haga salir a todos si su casa no es segura.
• Use el teléfono solamente para reportar emergencias que pongan en peligro la vida.

Para más información llame al 1-800-733-2767 ó visite: www.cruzrojaamericana.org

Compartir

Más artículos de interes