En la festividad del año 2007, los bomberos de diferentes departamentos en toda la nación respondieron a alrededor de 1,300 incendios caseros en los que el hecho de cocinar alimentos tuvo algo que ver; esta cifra es tres veces mayor al promedio de incendios que ocurren durante cualquier día común y corriente, según la NFPA.

De acuerdo a un reporte que abarca del 2003 al 2006 hubo una cantidad de incendios de este tipo que provocaron pérdida de vidas humanas, numerosos heridos y daños a la propiedad por un total de 756 millones de dólares.

Otros datos hallados en el reporte indican que haber dejado sin supervisión los alimentos que se están cocinando fue el factor más común que originó los incendios; el segundo factor fue haber dejado algo inflamable cerca de la estufa o el horno; mientras que encender u olvidarse de apagar la estufa u otro equipo de cocina, fue el tercero.

Consejos a la hora de cocinar
• Esté alerta. Si se siente cansado o está bajo los efectos del alcohol, no use la estufa; un descuido podría ocasionar el inicio de un incendio.

• Permanezca en la cocina mientras esté asando, friendo o hirviendo algún alimento. Si desatiende la cocina aunque sea por unos instantes, apague la estufa.

• Si está hirviendo algo a fuego lento, o si está horneando o rostizando un alimento revíselo constantemente, y no salga de su casa si deja algo cocinando en la estufa o el horno.

• Ponga cualquier objeto como guantes, utensilios de madera, paquetes de alimentos, toallas de papel o cortinas lejos de la estufa o de la cubierta de ésta.

Qué hacer si ocurre un incendio
• Mientras cocina tenga a la mano la tapadera del recipiente para cubrirlo de inmediato en caso de que surjan llamas a causa del aceite o la grasa caliente. Deje tapado el recipiente hasta que se haya enfriado completamente.

• Si ocurre un incendio dentro del horno, apáguelo y mantenga cerrada la puerta del mismo.

• Si intenta apagar un incendio asegúrese de no haya nadie más en la cocina y de que exista una vía de escape disponible para usted.

• Si no sabe qué hacer ante un incendio, simplemente salga de la habitación. Cuando lo haya hecho, cierre la puerta para intentar contener el fuego.

• Después de que haya salido, llame al 911 o al número de emergencias local.

Información cortesía de la Asociación Nacional de Protección contra los Incendios www.nfpa.org

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

SHARE

Más artículos de interes