Los programas piratas pueden ser baratos pero corre el riesgo de infectar su computadora con un virus o malware

Redacción EC

El software pirata se puede conseguir fácil y rápidamente y a un precio mucho menor que el auténtico. Pero ya sea que haya sido bajado de un sitio o comprado en forma de disco físico, es probable que el producto sea pirata.

El FBI, en colaboración con el National Intellectual Property Rights Coordination Center, alerta al público acerca de los riesgos de comprar programas piratas ya que pueden contener un virus malicioso, o malware. Detrás del software pirata puede haber criminales, hackers, grupos de hackers y hasta células del crimen organizado.

Al comprar software pirata no solo se trata de productos de baja calidad, sino que también representan riesgos reales, por ejemplo:

• Una vez instalado en su computadora, el malware puede robar su información personal, incluyendo contraseñas y números de Seguro Social.

• El malware también se puede dispersar a otras computadoras a través de memorias USB o correos electrónicos enviados desde la computadora infectada.

• Los criminales podrían usar las computadoras infectadas para lanzar ataques cibernéticos hacia otras computadoras.

Hay varias maneras de saber si su software es una copia pirata

• El disco viene en un sobre, sin empaquetar, sin recibo y sin documentación.

• Tiene etiquetas de baja calidad.

• El software está etiquetado como la versión completa pero solo contiene una versión limitada.

• El producto no está empaquetado correctamente y no tiene la cinta de seguridad alrededor del estuche plastificado.

• Los manuales del software presentan errores ortográficos.

• El usuario debe visitar un sitio de internet para obtener una clave de activación.

El FBI recomienda a los consumidores tener cuidado cuando adquieran software o equipo de cómputo para asegurarse que los productos sean legítimos y originales. Algunos consejos son:

• Cuando compre una computadora, pida que el sistema operativo preinstalado sea genuino y revise el empaque del software para asegurarse que se vea auténtico.

• Compre sus programas a vendedores autorizados.

• Visite el sitio de la compañía del software para conocer cómo son el empaque y las etiquetas.

• Tenga cuidado cuando baje software del internet. Solo compre en sitios autorizados.

• Investigue el precio promedio del producto. Si es inusualmente barato, es muy posible que sea pirata.

Contacte al Centro de Delitos Cibernéticos (https://www.ic3.gov/default.aspx) para presentar una queja si piensa que compró software pirata. EC

 

Información cortesía de Contenido Latino

Más artículos de interes