Conozca las sugerencias que ofrecen las autoridades de salud para proteger su salud y la de otros.

Tres medidas para prevenir y combatir la gripe Redacción EC

Con el cambio de clima que trae consigo el otoño, la temporada de influenza también hace su aparición para tratar de arruinarle sus días con los molestos síntomas de la gripe, una enfermedad cíclica muy contagiosa que puede enviarlo al hospital o provocar situaciones más serias si no se toman las debidas precauciones.

Por este motivo, los Centros de Control de Enfermedades (CDC) le ofrecen las tres medidas más eficaces para hacerle frente a esta condición:

1. Vacúnese

• Los CDC le recomiendan la vacunación anual contra la influenza como el primer paso y el más importante para protegerse contra los virus de la influenza.

• Aunque existen muchos virus diferentes, una vacuna contra la influenza protege contra los tres virus que, según las investigaciones, serán más comunes.

• Todas las personas mayores de 6 meses deben recibir la vacuna contra la influenza tan pronto estén disponibles las vacunas de esta temporada.

• Los niños menores de 6 meses corren un alto riesgo de sufrir graves complicaciones por la influenza, y son muy pequeños para ser vacunados. En cambio, las personas que los cuidan sí deben vacunarse.

 

2. Evite la propagación de gérmenes

• Trate de evitar el contacto cercano con personas enfermas.

• Si usted está enfermo, los CDC le recomiendan que repose en su hogar por al menos 24 horas posteriores a la desaparición de la fiebre, excepto para recibir cuidados de salud o por necesidades de otro tipo.

• Mientras esté enfermo, limite el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas.

• Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar.

• Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente. También puede usar un desinfectante para manos a base de alcohol.

• Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera.

 

3. Tome los medicamentos que le recete su médico

• Los medicamentos antivirales son diferentes de los antibióticos. Son medicamentos recetados (pastillas, líquidos o polvos de inhalación) y no son de venta libre.

• Los medicamentos antivirales pueden aliviar los síntomas y acortan el período de la enfermedad. También pueden ayudar a prevenir complicaciones graves a causa de la influenza.

• Hay estudios que demuestran que los medicamentos antivirales funcionan mejor como tratamiento cuando éste comienza a los 2 días de haberse enfermado. EC

 

Información cortesía de GobiernoUSA.gov

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes