Un problema masculino que aumenta con la edad
La disfunción eréctil es común y aumenta con la edad. Esta afecta por lo menos del cinco al 10 por ciento de los hombres a partir de los 40 años. Cuando éstos llegan a los 70 años la condición aumenta, pero a esta edad se considera relativamente normal.

Aún no se tiene muy claro el vínculo que existe entre la disfunción eréctil, la edad y el futuro riesgo de enfermedades cardiacas. En estudios anteriores publicados en el 2005 se llegó a la misma conclusión, pero no se analizaron las edades de los participantes. En estudios posteriores no se hizo un análisis a través del tiempo y no se realizó el seguimiento de los hombres para determinar el desarrollo de la enfermedad cardiaca.

La especialista dijo que con el nuevo estudio están mostrando la conexión entre ambas enfermedades, y la razón por la que esta relación existe. Las especulaciones sobre esta asociación están basadas en que ambas podrían tener el mismo proceso.

Causas y posibles soluciones
El crecimiento de una plaqueta que podría bloquear la arteria alrededor del corazón podría también bloquear primero las pequeñas arterias del pene, ocasionando la disfunción eréctil. Las arterias también podrían perder elasticidad con el tiempo, contribuyendo a las enfermedades cardiacas. (Como las arterias del pene son más pequeñas, este endurecimiento arterial podría afectarlas primero para luego afectar las arterias del corazón).

La conexión entre ambas enfermedades es el resultado de 10 años de seguimiento de los hombres que presentan estas características. Entre los hombres en sus 50, 60 y 70 años, la incidencia de problemas de nuevos casos del corazón fue mayor con disfunción eréctil, pero fue sorprendente en personas de 40 a 49 años.

“Entre los hombres mayores, la disfunción eréctil podría ser menor para el desarrollo futuro de las enfermedades del corazón”, dijo la experta. “Especulamos que estos hombres puedan tener algún tipo de enfermedad que igualmente afecta al corazón como lo es la diabetes o la presión alta”.

La especialista supone que si estos hallazgos son efectivamente positivos, la manera para prevenir ambas enfermedades sería a través de un cambio en los hábitos alimenticios, ejercicio y consumo de medicamentos para prevenir las enfermedades del corazón. “Pero realmente no sabemos éso con seguridad”, aclaró.

Información cortesía de ConCiencia News

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes