La exposición a ciertas partículas en el aire que por lo general no molestan a la mayoría de la gente, en las personas asmáticas pueden afectar sus sensibles vías respiratorias. Estos agentes reciben el nombre de desencadenantes del asma y pueden ser irritantes, infecciones, ejercicio o alérgenos.

Muchas personas con asma también son sensibles a los alérgenos tales como el polen, la caspa de las mascotas, las cucarachas, el polvo y el moho.

Para saber si es alérgico a uno de estos agentes, consulte con su médico. Una vez que haya identificado los desencadenantes, puede tomar medidas para evitarlos y controlar su asma.

Los irritantes comunes en el hogar son: el humo (de cigarrillos, chimenea, o incienso), los perfumes, los aerosoles y los vapores químicos fuertes. Es posible que usted sea alérgico a cosas en su casa como la caspa animal (la descamación de piel de sus mascotas), los ácaros de polvo (insectos microscópicos que viven en la ropa de cama y en la alfombra), el moho (el moho crece en áreas húmedas tales como la cocina, el baño y en la tierra de plantas de interior) y las cucarachas.

Manténgalos a raya
• No tenga mascotas en su hogar si usted es alérgico a éstas. Si ya tiene una, manténgala en el exterior.
• No deje que su mascota entre a su dormitorio y báñela semanalmente.
• Si es alérgico a los ácaros del polvo, reduzca su exposición. Como usted pasa por lo menos ocho horas al día en su dormitorio, este cuarto merece la mayor atención.
• Envuelva los colchones, la base de resortes y las almohadas en cubiertas de plástico.  
• Lave la ropa de cama en agua caliente por lo menos cada 1 a 2 semanas.
• Evite tener en su dormitorio animales de peluche y otros recolectores de polvo.
• Considere cambiar mensualmente los filtros de la calefacción y del aire acondicionado.
• Evite las alfombras en su dormitorio.

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes