Otro de los métodos –y uno de los más efectivos– es la prevención. Las vacunas llegarán a los estados del país por etapas y primero se les proveerá a la población más vulnerable: los niños, jóvenes y mujeres embarazadas. Hasta el momento 28 mujeres embarazadas han muerto a causa de la H1N1, y la actividad de esta gripe sigue aumentando en todo el país, según aseguran especialistas.
 
Otros grupos de riesgo son los trabajadores en el área de la salud; niños a partir de los seis meses hasta los jóvenes de 24 años de edad, personas que están al cuidado de niños menores de 6 meses; personas de entre los 24 y 60 años de edad que presenten enfermedades crónicas como la diabetes, asma, enfermedades cardiacas o pulmonares.
 
“Ya estamos con las primeras dosis de vacunas disponibles para los estados, y hay 25 estados que han notificado que necesitan la vacunación”, dijo el doctor Felipe Lobelo, de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, CDC.  “Tendremos la vacuna intranasal y, de manera progresiva, vamos a tener mayor numero de vacunas disponibles para la vacunación  y especialmente para los grupos de riesgo”, dijo.
 
Las personas que están en los grupos de riesgo suman 160 millones de personas en todo el país. Inicialmente la vacuna –que será gratuita— estará disponible para este grupo. Según el médico, a pesar de que ésta se haya creado rápidamente, es segura y no presenta ningún riesgo para la salud de quienes la reciban. 
 
“Las vacunas son efectivas y seguras, es el principal método de prevención de la influenza. Tenemos un hospital de seguridad de este tipo de vacunas”, dijo Lobelo. “Este año se creó como una nueva receta para este virus, pero el perfil de seguridad se mantiene, y estamos con niveles de vigilancia”.
 
Distribución de la vacuna

Si bien la vacuna de la H1N1 será gratuita, tal vez algunos centros médicos cobren pequeñas sumas de dinero por la suministración de la inyección. Son cuatro las empresas que manufacturan las vacunas y solo un distribuidor a nivel nacional. Cada estado tendrá la responsabilidad de solicitar el número de vacunas que necesita, con base en el número de pacientes en riesgo y la población de cada estado. 
 
“Estamos en los procesos iniciales de distribución de la vacuna. Es un proceso [en el] que estamos de aumentando el número de vacunas”, dijo Lobelo.
 
Inicialmente, el número de vacunas será limitado pero con el tiempo se irá aumentando el número de dosis.
 
“Estamos pensando que se tendrán por lo menos 20 millones de vacunas disponibles por semana empezando la mitad del mes de octubre”, dijo Lobelo. “Las vacunas son gratuitas y se distribuirán a todas las personas sin importar su estado migratorio”. 
 
Fracasso dijo que no es seguro si tendrá suficientes vacunas, ya que las primeras dosis apenas comenzarán a ser distribuidas en los próximos días.
 
“La expectativa es que haya suficientes vacunas. Lo primero es que acuda a los profesionales de la salud… ellos son los que van ayudar a los demás”, dijo Fracasso.
 
Los mayores también son vulnerables

Aunque la influenza H1N1 ha afectado más a la gente joven, no se descarta que también puedan contraerla las personas mayores de 50 años; especialmente si sufren de algún tipo de enfermedad crónica como la diabetes y enfermedades pulmonares. 
 
“Las personas que presenten algún tipo de riesgo pueden adquirir la vacuna contra el estreptococo neumónico, para prevenir ambas infecciones”, dijo el médico.
 
Según Lobelo, la prevención es una responsabilidad compartida y todas las personas deben cuidarse y tratar de seguir las recomendaciones para impedir una infección.

Información proporcionada pro ConCiencia News

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes