Una campaña pide a las personas no comer carne los lunes e incorporar más vegetales a su dieta para combatir enfermedades de los riñones

Los estudios sugieren que la incorporación de opciones sin carne en una dieta general equilibrada puede ayudar a retardar la progresión de la enfermedad renal. Por tal motivo, la National Kidney Foundation (NKF) se asoció con las iniciativas mundiales de salud pública de The Monday Campaigns, para alentar a las personas a realizar cambios más saludables en sus dietas, incluyendo no comer carne los días lunes.

“Al promover una práctica de lunes sin carne esperamos ayudar a las personas con enfermedad renal a realizar este importante cambio en la dieta, al mismo tiempo que ayudamos a todas las personas a conocer los beneficios de reducir el consumo de carne”, dijo Ron Hernández, Director Ejecutivo de The Monday Campaigns.

“Se ha demostrado que los alimentos de origen vegetal, incluidas verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos,  semillas y legumbres, brindan una serie de beneficios para la salud”, dijo Joseph Vassalotti, MD y Director Médico de NKF. 

Beneficios de una dieta de origen vegetal

• Los estudios demuestran el papel beneficioso de una dieta basada en plantas para reducir la progresión de algunas enfermedades crónicas (incluida la enfermedad renal).

• Los alimentos de origen vegetal producen una menor cantidad de ácido en la dieta que los alimentos de origen animal (carnes y productos lácteos). Si no están altamente procesados, los alimentos de origen vegetal también tienen menos sodio y fósforo biodisponible (el fósforo es más fácil de absorber para el cuerpo). Esta absorción reducida disminuye la carga de fósforo en los riñones y reduce el riesgo de complicaciones causadas por el exceso de fósforo.

• El consumo de proteína animal aumenta la carga de ácido en los riñones, lo que aumenta los niveles de amoníaco nocivos que pueden dañar las células renales.

• Las dietas de origen vegetal pueden proteger contra el daño tisular y suprimir la inflamación (los ácidos grasos en los alimentos vegetales son antiinflamatorios, mientras que los de los animales pueden ser proinflamatorios).

• Las dietas a base de plantas son más bajas en grasas saturadas, lo que es mejor para la salud de los vasos sanguíneos que suministran oxígeno y nutrientes al corazón y los riñones. 

Para más información y recetas para personas con enfermedad renal, visite www.kidney.org/plant-based-diets. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes