Las situaciones que provocan estrés en las personas son muchas y están presentes en el hogar y en los lugares de trabajo: cuentas por pagar, deudas, trabajos incompletos, proyectos a medio terminar, los hijos, la relación de pareja, etc.
Esta cotidianidad, sumada a la incapacidad que tienen algunas personas de afrontar los retos que se pre-sentan en la vida diaria, son las causas que generan este mal que ha caracterizado a los últimos dos siglos y que se conoce como estrés.
 

Síntomas físicos y emocionales
La manifestación de esta enfermedad se hace de dos formas. La primera de manera física. Los síntomas son: cansancio, dolores de cabeza y/o musculares, agotamiento, gastritis, colon irritable y caída del cabello entre otros. La segunda manifestación se puede presentar a nivel emocional o mental que se caracteriza por: agotamiento mental severo, que conduce al mejor conocido ‘insomnio’, ansiedad, cólera, irritabilidad, depresión, mal genio, falta de tolerancia y dificultad para lograr la concentración.

El estrés parece no ser tan grave, pero sí lo es, si se tiene en cuenta que los efectos que produce a nivel mental o físico pueden terminar destruyendo la vida de quienes la padecen, ya que desencadena enferme-dades que a largo plazo pueden ser irreversibles como las del corazón.

Elizabeth Bateman, Médica Cirujana y Médica Sinergética explica que para combatir el estrés es importante realizar una buena dieta, que permita la desintoxicación de órganos, hacer ejercicio y someterse a masajes realizados por fisioterapeutas. Sin embargo, agrega que dentro de las técnicas para acabar con este mal, está la Medicina Biológica que abarca la homeopatía y la homotoxicología,  y que permiten mediante medi-camentos (gotas) la relajación del sistema neurológico. También están las técnicas de respiración como el Yoga, el Taichi y el Chikung que aunque son prácticas distintas buscan el equilibrio de la energía corporal.

No se puede generalizar en el tratamiento del estrés, porque según la doctora Bateman, “Cada paciente es un ser individual y las terapias dependen de lo que cada uno necesite”.

Siga estas sugerencias
Coma saludablemente. Es importante tener una buena alimentación, que contenga vegetales no irritantes, frutas, fibra y alimentos sin grasa.

Realice alguna actividad física. Si bien no se necesita de un gimnasio o de la práctica de un determinado deporte, es necesario hacer actividades como caminar a buen paso o subir escaleras.

No se aísle. Mantener vínculos familiares estrechos y relaciones de amistad que le permitan tener una vida socialmente activa, es bueno para desarrollar actividades que permitan el desarrollo personal en otras áreas diferentes a la laboral.

Información cortesía de ConCiencia News

 Para más temas de interés visite: www.articulos.elclasificado.com
Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes