La naturaleza de los síntomas de la esclerosis múltiple está determinada por la localización de la lesión, ya que los síntomas que definen el cuadro clínico son el resultado de lesiones nerviosas que causan perturbaciones en la conducción eléctrica en una o más áreas del sistema nervioso central. El paciente con Esclerosis Múltiple puede experimentar los siguientes síntomas y señales, dependiendo de la localización de la lesión:

Localización de la lesión y los síntomas

Cerebro y Cerebelo: problemas con el equilibrio, el habla, la coordinación y temblores.
Sistema nervioso motor: debilidad en los músculos, parálisis espástica, problemas con la visión, la vejiga y los intestinos.
Sistema nervioso central: sensación alterada, entumecimiento, punzamiento y sensación ardiente.

Según los resultados arrojados en las investigaciones, la esclerosis múltiple no se hereda directamente, pero cada vez se hace más claro que una compleja carga de factores genéticos pueden ayudar a determinar quién puede ser susceptible a la enfermedad y quién no.

Manténgase activo

Las personas con esclerosis múltiple deben llevar una vida normal y activa dentro de las limitaciones que sus síntomas les imponen. Es más aconsejable la actividad que el descanso. Las personas con esta enfermedad se sienten más felices y satisfechas cuando llevan una vida normal desempeñando las actividades con las que disfrutan.

Esta información ha sido tomada del libro en español titulado Esclerosis Múltiple, Guía Práctica para el Recién Diagnosticado.

Si desea más información visite www.msfacts.org 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes