Prometen curas rápidas y soluciones fáciles a todo tipo de afecciones, desde la obesidad y el cáncer hasta el sida y el mal de Alzheimer. Los productos pueden variar desde suplementos medicinales no probados, hasta aparatos y tratamientos relacionados con la salud.

Pero los consumidores que compran algunos de estos productos sólo pierden su dinero. Estos productos incluso pueden causar serios daños al organismo, y muchos de ellos pueden resultar caros para el paciente dado que los seguros de salud rara vez cubren los gastos.

Tenga cuidado con…
1. Productos que dicen curar todo o una amplia variedad de dolencias. Por ejemplo: “Es extremadamente beneficioso para el tratamiento de reumatismo, artritis, infecciones, problemas de próstata, úlceras, cáncer, problemas de corazón, engrosamiento arterial y más”.

2. Manifestaciones que sugieren que el producto puede tratar y curar enfermedades. Por ejemplo: “reduce tumores” o “cura la impotencia”.

3. Promociones que utilizan palabras tales como “adelanto científico”, “cura milagrosa”, “producto exclusivo”, “ingrediente secreto”, o “antiguo remedio.” Por ejemplo: “Una revolucionaria innovación formulada utilizando los probados principios de la ciencia médica basada en la salud natural”.

4. Textos que utilizan términos que suenan extraordinarios, como por ejemplo con respecto a un producto para bajar de peso: “estimulación del punto de hambre” y “termogénesis”.

5. Casos o testimonios personales de consumidores o médicos no documentados declarando resultados sorprendentes. Por ejemplo: “Mi esposo padece de mal de Alzheimer. Comenzó a tomar una cucharada de este producto cada día. Y ahora, en solamente 22 días de tratamiento corta el césped, trabaja en el jardín plantando flores y hemos retomado nuestras caminatas matinales”.

6. Ofertas de disponibilidad limitada y pago por adelantado. Por ejemplo: “Apúrese. Esta oferta se termina pronto. Envíenos su cheque para reservar su producto”.

7. Promesas de cero riesgos ó  “devolución del dinero garantizada”. Por ejemplo: “Si después de 30 días no ha bajado al menos 4 libras de peso por semana, le devolveremos su dinero”.

Para reportar un producto de salud que usted cree que está siendo anunciado de manera engañosa contacte a la FTC al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357) o visite www.ftc.gov y pulse sobre “Presente una Queja”.

Información cortesía de Contenido Latino

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar

Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes