Si siente que el estómago se le está quemando, puede ser a causa de acidez estomacal, lo cual nos ocurre a todos en algunas ocasiones, por ejemplo: al comer comida frita o picante. Sin embargo, este problema puede convertirse en uno más serio, el cual se conoce como “reflujo gastroesofágico o simplemente “reflujo” (también llamado “GERD” en inglés).

El reflujo ocurre cuando las fibras musculares que se encuentran en el estómago y que impiden que la comida se devuelva al esófago, no cierran bien. El reflujo puede causar síntomas como ardor estomacal, paladar amargo o incluso daños al esófago.

Muchas personas padecen de ardor estomacal de vez en cuando. Otras padecen de un GERD que no es tan grave. Para mantener esta patología bajo control, se deben realizar cambios en su estilo de vida. Los antiácidos u otros medicamentos sin receta también pueden ser de ayuda.

Métodos para aliviarlo
Esta condición puede controlarse con medicamentos o con cirugía. Cualquiera de las dos opciones le ayudará a disminuir el nivel de ácido estomacal.

• Medicamentos. Existen dos tipos principales de medicamentos para tratar el reflujo (es importante que tenga en cuenta que los medicamentos pueden causar efectos secundarios). Por ejemplo, los medicamentos Nexium® y Prevacid®, conocidos como “inhibidores de bombeo de protones o PPIs”, funcionan mejor que los medicamentos llamados “antagonistas receptores H2RAs”, como Pepcid®, que tienen una mayor probabilidad de causar dolores de cabeza o diarrea. Hable con su médico para que le recete el medicamento más adecuado para usted.

• Cirugía. La otra alternativa a los medicamentos es la cirugía. Si llega a optar por este método, la parte superior del estómago se plegará alrededor de la parte inferior del esófago. Esto ayuda a que el ácido estomacal no refluya al esófago. Sin embargo, al igual que los medicamentos, la cirugía también puede causar efectos secundarios, tales como hinchazón y dificultad para tragar. Además, algunas de las personas que optan por la cirugía deberán continuar tomando medicamentos después del procedimiento. Si desea más información sobre el reflujo y sobre los riesgos y beneficios de los medicamentos, visite www.ahrq.gov o llame a la Agency for Healthcare Research and Quality (AHRQ), al 1-800-358-9295 y solicite una copia del folleto gratuito. También puede acudir a su médico de familia.

 
Dirija sus comentarios a [email protected].

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes