La enfermedad meningocócica es una infección bacteriana grave que afecta de 1,000 a 2,600 estadounidenses al año. La enfermedad puede propagarse a través de actividades diarias habituales, tales como compartir vasos y cubiertos, vivir juntos en ambientes pequeños tales como residencias estudiantiles o campamentos de verano y a través de besos. La enfermedad meningocócica puede ser difícil de identificar, especialmente en su etapa inicial porque los síntomas son similares a los de las enfermedades virales más comunes, los cuales podrían incluir:

• fiebre alta
• dolores de cabeza severos
• tortícolis
• confusión
• vómitos
• agotamiento
• y/o sarpullido

Si nota cualquiera de estos síntomas, llame al doctor de su hijo de inmediato. Es importante que el niño también los reconozca y avise de inmediato a la enfermera de la escuela si siente alguno de ellos.

La vacuna es la solución
La Asociación Nacional de Enfermeros Escolares (NASN) se ha unido a padres y sobrevivientes de esta enfermedad para lanzar una campaña llamada las “Las Voces de la Meningitis”, esto con el fin de elevar el nivel de conciencia que se tiene sobre esta enfermedad potencialmente devastadora que puede llevarse la vida de un niño en tan solo un día.

“Muchos padres no saben que sus hijos preadolescentes y adolescentes están expuestos al riesgo de contraer meningitis. Tampo-co saben que se recomienda vacunar a preadolescentes y adolescentes entre los 11 y 18 años de edad y a estudiantes del primer año universitario que vivan en residencias estudiantiles para ayudar a protegerlos contra esta enfermedad”, afirmó Sandi Delack, Presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeros Escolares.

Hábitos saludables que pueden ayudar
Hay cosas que su hijo puede hacer para prevenir la enfermedad. Aquí le presentamos algunos de ellos:
• La bacteria meningocócica puede entrar en el organismo a través de la boca y la nariz, por eso los jóvenes deben evitar compar-tir vasos o utensilios de comida –o cualquier objeto que alguien se haya llevado a la boda o cerca de ésta–.
• Haga que el joven duerma lo suficiente y que descanse si está muy estresado, ya que de lo contrario su sistema inmunológico podría debilitarse y abrirle la puerta a la meningitis.
• Diversos estudios han demostrado que fumar o respirar humo de segunda mano aumenta el riesgo de contra la enfermedad.

Para más información visite www.VoicesOfMeningitis.org o llame al 866-627-6767. 
 
Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

 

¿Te gusta lo que acabas de leer? ¡Hazle Digg!

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes