Se llama Julián Bane y le quedan pocos días antes que su situación se complique de forma drástica

Pocas cosas hay tan trascendentales como salvar una vida. Esta en cuestión es la de un padre de dos hijos, de 12 y 8 años, que necesita con urgencia un transplante de riñón. Su nombre es Julian Bane, un brasileño de 51 años que hasta ahora no ha tenido suerte encontrando al donante que sea compatible con su organismo.

Su ex mujer, la argentina Roxana Lisa, ha emprendido una campaña de boca a boca a través a través de las redes sociales que hoy ha llegado hasta El Clasificado con la esperanza de que la comunidad latina acuda al llamado desesperado de esta familia.

“He vivido una vida maravillosa, no me puedo quejar en absoluto, pero quiero estar más tiempo con mi hijos. Eso es lo único que me mata de toda esta situación”, cuenta Julián.

La realidad es que le quedan unos dos meses antes de tener que recurrir a la diálisis, una terapia renal sustitutiva y una medida de espera temporal hasta que se consigue un riñón para el transplante. Julián, cuyo riñón opera ahora al 10 por ciento, sabe que eso significaría empeorar drásticamente su calidad de vida. “Las cosas se complicarían. Podría sufrir un ataque al corazón. Es solo un vendaje, no una solución”.

En la actualidad, Julián sufre fuertes dolores de cabeza que le obligan a dormir durante el día, y debe llevar un estricto control con cada cosa que come. “Estoy tratando de aguantar, pero se me acaba el tiempo”, dice.

Si cree que conoce a un donante que pueda ayudar a Julián, por favor escriba esta dirección de email, [email protected]. Un millón de gracias de antemano. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes