La falta de información y el poco acceso médico podrían ser algunas de las causas para que la influenza afecte con más facilidad a la comunidad hispana.

Para prevenir y mantener informada a la comunidad, el gobierno creó la página de internet www.flu.gov en cuatro idiomas. El sitio explica las pautas que establecen las autoridades durante una pandemia, cómo prevenirla o cómo monitorearla.

“La posibilidad de una severa gripe que mate a muchas personas continúa existiendo. Nosotros nos hemos preparado para mantener a la gente informada, estamos trabajando en una vacuna, nos aseguramos que nuestras escuelas estén listas y que no tengan posibles brotes”, dijo Obama.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), El número de casos humanos de gripe pandemia H1N1 sigue aumentando considerablemente en muchos países, incluso algunos que llevan algún tiempo lidiando con el problema.

“Seguimos estudiando la evolución de la enfermedad a medida que ésta afecta a nuevos países, se propaga en países ya afectados y con la información que se comparte a nivel mundial”, aseguró la OMS  en un comunicado.

Obama también aprovechó para tratar el tema de la reforma de salud y la forma que ésta tomaría en los diferentes grupos de inmigrantes latinos.

Si bien los congresistas entraron en un receso de verano hasta septiembre y el presidente no logró la votación que esperaba para que aprobaran la reforma de salud que daría cobertura médica a millones de personas, aseguró, sin embargo, que poco a poco se han logrado cambios en su mandato que han beneficiado a la salud de los inmigrantes documentados.

A comienzos del año, Obama firmó la ley para Reautorizar el Seguro Médico de Niños. Esta ley reautoriza el Programa del Seguro Médico de Niños (CHIP, por siglas en inglés) que permite que los estados reciban fondos federales para proveer cobertura de salud a los niños en Estados Unidos.

Esta ley también eliminó el período de cinco años de espera para niños inmigrantes legales y mujeres embarazadas, al autorizar que los estados utilicen fondos federales para dar cobertura de salud a través de CHIP y Medicaid a estos inmigrantes.

“Esta fue una batalla y ganamos; una [batalla] que había estado ahí por décadas, y lo logramos”, dijo Obama.
 
El presidente también aseguró que cuando se habla de la nueva reforma de salud, los trabajadores indocumentados no tendrán cobertura.

“Nosotros trataremos de dar seguro médico a aquellos que están aquí legalmente”, dijo el presidente.
 
Los latinos que residen en los Estados Unidos son el grupo étnico con menor cobertura médica del país. (El 34 por ciento no tiene seguro). Pero el hecho de que hay más de 12 millones de personas indocumentadas en el país, afecta a quienes podrían o no participar de la reforma de salud, que reduciría costos y subsidiaría algunos beneficios a personas de bajo recursos.

En otras ocasiones, Obama ha dicho que si hay alguien en el país legalmente se hará todo lo posible para que tenga cobertura de salud preventiva y que puedan tener acceso a asistencia médica. El presidente continúa buscando el apoyo de las dos cámaras para lograr la reforma de salud.

Información proporcionada por ConCiencia News

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes