El verano es sinónimo de actividades al aire libre, pero vale la pena recordar que el calor excesivo puede traer consecuencias desastrosas para la salud.

Cada año en Estados Unidos se registran decenas muertes por exposición al calor extremo. Un reporte de los Centros de Control de Enfermedades del 2001 indica que, en promedio, unas 300 personas mueren anualmente por este problema.

Además muchos trabajadores se ven expuestos a largas jornadas bajo los rayos solares, por eso, la recomendación es que todos reconozcamos los signos de peligro de las enfermedades creadas por el calor y tomemos las medidas necesarias para protegernos.

Cuando el cuerpo de una persona no puede enfriarse adecuadamente mediante el sudor o cuando la humedad es demasiado alta y el sudor no se evapora rápidamente, y se alcanzan temperaturas corporales superiores a los 106 Farenheit, se puede sufrir lo que se conoce como un golpe de calor.

El golpe de calor puede provocar la muerte o algún tipo de incapacidad si no es tratado en forma inmediata. Los síntomas son, además de la alta temperatura, piel roja caliente y seca sin sudor, pulso acelerado, dolor de cabeza, mareo, náuseas, confusión y pérdida de la conciencia.

Otra condición es el agotamiento por calor, una forma de enfermedad más ligera que puede desarrollarse tras varios días de exposición a las altas temperaturas sin ingerir la cantidad de líquido adecuada.

Las personas más vulnerables al calor son los ancianos, los niños, las personas con presión alta de la sangre, obesidad o enfermedades del corazón y aquellas que trabajan o hacen ejercicio en un ambiente muy caluroso.

A la hora de lidiar con el calor, debemos estar listos para tomar los baños de agua fría que sean necesarios. Es muy importante aumentar el consumo de líquido que no contenga licor, demasiada azúcar o cafeína.

Permanezca el mayor tiempo posible en un lugar con aire acondicionado, si no tiene aire en casa vaya a un centro comercial u otro sitio donde se pueda mantener fresco.

Si tiene que salir, busque las áreas sombreadas y no olvide su sombrero, los lentes y un protector solar. Use ropa ligera, clara y que no sea ajustada. Y si sale de paseo, recuerde tomar las mismas precauciones. EC

Información cortesía de La Columna Vertebral de La Red Hispana

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes