En los Estados Unidos el cáncer de piel es el más común de todos. La Sociedad Americana del Cáncer explica que el melanoma puede ser curable cuando se detecta a tiempo, pero se corre el riesgo de que se extienda por otras partes del cuerpo. Evitar la posibilidad de padecer de cáncer en la piel es sencillo, sólo debe tomar precauciones cuando vaya a exponerse al sol.

Las quemaduras producidas por la exposición al sol son una reacción de la piel a los rayos ultravioletas (UV). Aunque se puede disfrutar del sol durante todo el año, durante los meses de verano éste es mucho más fuerte, sobre todo entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde. Así los especialistas sugieren que proteja su piel con productos adecuados porque las quemaduras solares causan envejecimiento prematuro de la piel y pueden llegar a provocar cáncer de piel. 

Entre los síntomas más comunes causados por la exposición al sol están: enrojecimiento, inflamación de la piel, dolor, ampollas, fiebre, escalofríos, debilidad, piel seca con picazón y exfoliación al transcurrir algunos días. Si usted o algún miembro de su familia llegan a sufrir quemaduras solares leves puede colocar compresas de agua fría en la zona afectada; aplicar hidratante de uso tópico como gel de aloe, crema de hidrocortisona o un calmante de uso tópico; en caso de que haya ampollas no las abra porque se podrían infectar y mantenga a la persona afectada lejos del sol. Si las quemaduras no son tan leves es recomendable que consulte con su médico.

 

Cómo protegerse

1. Use protector solar en abundancia con un factor de protección solar (SPF) de 20 a 30, que protege contra las quemaduras solares y evita el bronceado.

2. Elija un protector solar de amplio espectro que filtre tanto los rayos ultravioleta A (UVA) como los ultravioleta B (UVB).

3. Tenga en cuenta que los protectores solares “a prueba de agua” (waterproof) pueden proveer protección hasta por 80 minutos aunque sude o nade. Los que etiquetados como “resistentes al agua” (water resistant) pueden proveerle protección sólo por 40 minutos.

4. Aplique el protector solar en todas las zonas de la piel expuestas, incluso en el borde de las orejas, los labios, la parte posterior del cuello y los pies, que suelen quedar desprotegidos.

5. Aplique el protector solar por lo menos 20 minutos antes de exponerse al sol para que le de tiempo a la piel de absorberlo.

6. Si además del protector solar también usará repelente para insectos o maquillaje, aplique primero el protector solar.

7. No use productos que haya tenido guardados durante mucho tiempo o hayan expirado.

En sus manos está disfrutar de los cálidos días de verano y de las actividades al aire libre sin correr riesgo de dañar su piel. EC

 

Para más información sobre el cáncer de piel visite www.cancer.org

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes