A esta conclusión han llegado los investigadores de la Universidad de Harvard y el Brigham and Women’s Hospital en un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine. Dicho estudio asegura que la incidencia de contraer cáncer de pecho se redujo en un 59 por ciento entre aquellas mujeres que han dado de lactar a sus hijos en algún momento de sus vidas aunque sólo haya sido por tres meses.

El estudio aportó otras conclusiones interesantes como que las mujeres de 60 años que amamantaron a sus hijos por más de 12 meses a lo largo de sus vidas, tenían un 10 por ciento menos de posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares y bastantes menos posibilidades de desarrollar factores de riesgo relacionados con enfermedades del corazón como la presión alta, la diabetes o el colesterol alto.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes