¿Qué es la hipertermia?

La hipertermia es definida como la temperatura alta del cuerpo. Esta es una peligrosa condición que aunque puede llegar a ser mortal, es prevenible. Las altas temperaturas acompañadas por la deshidratación, las condiciones médicas pre-existentes, la inapropiada preparación, la aceleración del metabolismo debido a la sobre-exposición y los efectos contraproducentes de algunas medicinas comprende la mayoría de las muertes relacionadas con este problema.

Consejos preventivos

Ingiera bebidas frías, sin alcohol ni cafeína. Cuando se sienta sediento es porque su cuerpo se está deshidratando, no obstante, el mejor método de calibrar los niveles de fluido es la cantidad y color de la orina. Asegurándose de que es copiosa y clara puede determinar la deshidratación y el sobrecalentamiento del cuerpo. ¡Si se siente sediento tome mucha agua!

• ¡Tómelo con calma! Es importante que no efectúe actividades extremas cuando el calor se encuentra en su punto más alto y va acompañado por humedad. Esté atento de las condiciones del tiempo para que planifique sus actividades del día y vestirse con la ropa adecuada. Si por su tipo de trabajo debe realizar actividades físicas al aire libre empiece despacio y vaya aumentando el ritmo de trabajo. No olvide tomar descansos cada 30 minutos y mantenerse hidratado.

• Busque la sombra o ambientes frescos. Póngase compresas frías en la piel para obtener alivio inmediato. Abra las puertas y ventanas para crear ventilación cruzada. Use el ventilador o aire acondicionado para moderar la temperatura; aunque una vez que la temperatura haya alcanzado los 32.2 grados centígrados (90 grados Fahrenheit) el ventilador será insuficiente por lo que deberá utilizarlo junto con el aire acondicionado. Si su casa no posee aire acondicionado es recomendable que acuda algunas horas a un lugar fresco como un museo, biblioteca pública, centro comercial, cine, etc.

• Vístase apropiadamente. Es importante vestir ropa que no atrape el calor y permita “respirar” a la piel. Telas de colores claros fabricados con fibras naturales como el algodón son apropiadas para el clima. Evite las telas de colores oscuros y fibras sintéticas. No olvide usar un sombrero de ala ancha que protegerá su cabeza de la exposición directa al sol. Tratar a tiempo los síntomas por exponerse al calor extremo ayuda a prevenir posibles complicaciones en la salud. Algunos síntomas incluyen palidez, náusea, fatiga extrema, mareo, vómito, calambres, piel fría y húmeda, irritabilidad, etc. Cuide de que sus niños y mayores se encuentren en condiciones que les impida sufrir las consecuencias que produce la sobre-exposición al calor.

Información proporcionada por la organización sin fines de lucro Internacional Longevity Center-USA.

Para comentarios: [email protected] ó 1-800-242-2527

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes