Incorpore sabores naturales

Las frutas y los jugos de frutas le dan un toque sorprendente de sabor a las comidas. No tema incorporar sabores hispanos como ralladura de naranja o de limón a sus cortes magros de carne. También puede experimentar con el mango, la guayaba o incluso con ciruelas secas, pues éstas enriquecerán el platillo con fibra, vitaminas y minerales.

Enriquezca sus condimentos

Trate de condimentar sus guisos con ajo, hierbas frescas y tomates. Culmínelo con unas rebanadas de aguacate, chiles y cebollas frescas cortadas en rodajas. Los chiles, tomates y frutas cítricas les dan sabor y color a una amplia gama de platos, además de proporcionar antioxidantes a su dieta.

Pierda calorías, pero no el sabor

Es fácil ahorrar calorías eligiendo carnes y aves sin grasa o magras. Por ejemplo, puede servir un solomillo de cerdo asado en vez de pollo frito, para reducir a la mitad la ingestión de grasa.

Asado a la perfección

Cuando ase sus cortes magros favoritos de carne y aves, incorpore vegetales como maíz granulado, zanahorias, calabacines e incluso nopales, además de salsa de chipotle, hierbas o jugo de limón para así enriquecer el sabor de los alimentos sin añadir calorías.

Enriquezca el postre

Cuando prepare su postre hispano favorito, añádale sabor usando frutas (frescas, enlatadas o secas), leche descremada o condimentos secos como la canela, nuez moscada o jengibre.

Para más información visite la página de Internet www.hormel.com/espanol.

Información proporcionada por Contexto Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes