Los síntomas
El glaucoma suele presentarse en los dos ojos, pero la presión intraocular se comienza a acumular primero en uno de ellos. El daño causa cambios graduales de la vista. Por lo general, la visión periférica es la primera afectada por lo que al principio el cambio de visión puede ser mínimo sin que usted lo note. Con el tiempo, la visión central directa también se empezará a perder. Con frecuencia, no hay síntomas molestos o dolorosos aunque en otros casos más severos se incluyen los siguientes:
• Visión borrosa
• Dolor de ojos y cabeza
• Náuseas y vómito
• Aparición de halos color arcoiris alrededor de luces brillantes
• Pérdida repentina de la visión.

¿Quiénes están en riesgo?
Nadie está exento de padecer glaucoma, pero las personas con mayor riesgo de desarrollarlo son:
• Mayores de 60 años
• Hispanos de edad avanzada
• Personas de ascendencia africana
• Familiares de personas con glaucoma
• Los que sufren de miopía
Diabéticos

Prevención y tratamiento
La mejor arma para combatir el glaucoma es la prevención. Los médicos recomiendan exámenes oculares de rutina en niños, adolescentes y adultos. Si usted padece mayor riesgo para desarrollar la enfermedad, debe hacerse el examen cada uno o dos años a partir de los 35 años de edad. La pérdida de la visión es irreversible, pero si se detecta a tiempo y se sigue un tratamiento adecuado, se puede mantener la visión. Este padecimiento se puede controlar con medicamentos o cirugía. Si se le detecta glaucoma, es importante seguir un plan de tratamiento al pie de la letra.

Información cortesía del Glaucoma Research Fundation

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes