¿Cómo se produce el cáncer de seno?

Las células se reproducen de manera ordenada: se dividen, crecen y mueren. Pero en algunas ocasiones crecen fuera de control, formándose una masa llamada “tumor” que puede llegar a ser benigna o maligna.
Tumores benignos: no son cancerosos, pero si no son tratados pueden representar un riesgo para la salud.
Tumores malignos: están formados por células anormales que pueden invadir el tejido circundante y extenderse a otras partes del cuerpo.

Es importante que sepa…

Las células pueden estar creciendo fuera de control antes de que aparezca cualquier síntoma de la enfermedad.

Las mujeres de 40 años en adelante deben hacerse una mamografía anualmente.

Al detectarse la enfermedad temprano hay mayores probabilidades de supervivencia.

La mujer blanca tiene mayor probabilidad de desarrollar cáncer de seno.

La tasa de supervivencia a 5 años para todas las mujeres diagnosticadas con cáncer de seno es del 86%.

Su mejor defensa:

Es examinarse rutinariamente los senos. Hay tres métodos para hacerlo:
1. El examen clínico es realizado por un profesional de la salud quien examina los senos y el área de las axilas. Se recomienda hacerlo cada 3 años si tiene entre 20 y 39 años y anualmente después de los 40.
2. La mamografía (radiografía de los senos), a través de ella se puede detectar el cáncer en sus etapas más tempranas, aún antes de que se pueda sentir cualquier indicio.
3. El auto-examen de seno debe hacerse una vez al mes, pocos días después de la menstruación. Si no menstrúa hágase el auto-examen el mismo día de cada mes. Revise sus senos siguiendo estos pasos:
Acostada: coloque una almohada bajo su hombro derecho. Ponga la mano derecha debajo de la cabeza.

Examine el área entera del seno con las yemas de los dedos de la mano izquierda. Use movimientos pequeños y circulares y pase la mano de arriba abajo a través de toda el área del seno. Use presión ligera y firme en cada área del seno. Repita estos pasos en el seno izquierdo.

Frente al espejo: Busque cambios en la forma o apariencia de sus senos, en la piel o pezón. Inspecciónelos con los brazos a los lados, brazos arriba o con las manos en las caderas presionando firmemente para tensar los músculos del pecho, e inclinada hacia el frente.

En la ducha: levante el brazo derecho. Con las manos enjabonadas y los dedos extendidos, examine sus senos usando la misma técnica descrita en el paso “Acostada”.

Si requiere mayor información llame al 1-800-462-9273 o visite www.fordenespanol.com/saluddelseno; www.komen.org; www.cityofhope.org

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes