El hongo Fusarium se encuentra comúnmente en algunas plantas y en la tierra de regiones tropicales y subtropicales. Sin el tratamiento apropiado, que se prolonga de dos a tres meses, el hongo puede lesionar la córnea, pudiendo provocar ceguera en el paciente.

Investigación en curso

Desde el pasado mes de junio del 2005 el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) está llevando a cabo una investigación sobre 109 reportes de infección en paciente de 17 diferentes estados. Hasta ahora los resultados no enlazan directamente a las infecciones con la marca ReNu (producida por Bausch & Lomb), aunque sí hay una alta incidencia de personas afectadas que han estado usando este producto. Por los momentos la compañía informó que bloqueó la salida al mercado de la solución ReNu.

Prevención es la clave

Aunque esta enfermedad no es contagiosa, usted no debe perder de vista la higiene al usar sus lentes de contacto, única vía para evitar que el hongo tenga contacto con sus ojos:
-Lávese las manos con agua y jabón y séquelas bien antes de manipular los lentes.
-Siga las instrucciones de limpieza de los lentes que tienen las soluciones.
-Mantenga sus lentes de contacto limpios y reemplácelos como le indica su oftalmólogo.
-No use los lentes más horas de las recomendadas y sólo duerma con ellos si son lentes que así lo permiten.
-No use los lentes una vez más si nota que le causan irritación y consulte al especialista.
En caso de que usted use ReNu se recomienda interrumpa su uso hasta que las autoridades sanitarias den su visto bueno. El CDC opina que los usuarios de lentes de contacto que noten irritaciones o inflamación deben exigir un análisis químico para descartar que estén padeciendo la infección que ocasiona la queratitis. EC

Esta columna no pretende sustituir los consejos que sólo un especialista le puede brindar.

Si nota alguna anomalía en sus ojos diríjase con su médico de cabecera o un especialista.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes