La HPN: Diagnóstico y Tratamiento

Se trata de una acumulación excesiva de líquido alrededor del cerebro. Sus tres síntomas primarios, caminar o arrastrar los pies, incontinencia urinaria y demencia, guardan una gran similitud con los síntomas asociados a enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson. Las personas que experimentan esos tres síntomas primarios deben consultar a un neurólogo para la realización de un examen neurológico completo, el cual consiste en una evaluación clínica, tomografías CT y/o MRI, y otros tipos de pruebas.

El tratamiento de la HPN se lleva a cabo mediante un dispositivo de derivación llamado shunt (parecido a un tubo) que se implanta en la cabeza para drenar el exceso de líquido del cerebro hacia el abdomen, donde puede ser absorbido sin peligro alguno. Sólo un especialista puede diagnosticar adecuadamente la HPN.

Además, la cirugía no es una solución para todos los pacientes pues existen riesgos, complicaciones potenciales y el tiempo de recuperación puede ser prolongado. Final Feliz Seguramente usted querrá saber cómo terminó la historia de Roll y de su anciana madre. Pues, al cabo de un mes, la señora Magduff fue sometida a una tomografía de resonancia magnética o MRI y se le diagnosticó con HPN. Posteriormente se le aplicó un tratamiento a base de un shunt programable y a las 48 horas de la operación Magduff había recuperado la lucidez. Luego de varios días, no necesitó más la silla de ruedas y su incontinencia desapareció. Para obtener más información acerca de la HPN, visite el sitio Web www.lifenph.com o llame al teléfono 1(866)LIFENPH

Información Proporcionada por Contexto Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes