(Rinde 6 porciones)

Deliciosa receta a la parrilla para seguir disfrutando de los días del verano. El sabor picosito del adobo le da a la carne un extraordinario sazón como para chuparse los dedos.

Ingredientes
• 6 pechugas de pollo sin piel, ni hueso
• 3 chiles anchos, sin tallo, sin semillas y lavados
• 3 chiles guajillos, sin tallo, sin semillas y lavados
• 2/3 de taza de agua caliente
• 1/4 de taza de vinagre de manzana
• 1 cucharada de caldo de pollo en polvo o granulado
• 1/2 cucharadita de sal
• Ramitas frescas de tomillo, opcional

Modo de preparación

En un plato hondo mediano coloque los chiles y el agua. Deje reposar 15 minutos o hasta que los chiles estén suaves. En la licuadora, ponga los chiles y el agua. Agregue el vinagre, el caldo de pollo granulado y un poco de sal. Tape; mezcle a velocidad alta durante 1 minuto o hasta que la mezcla este bien incorporada y licuada. Vacíe la mitad de la mezcla en un plato de vidrio o bolsa de cierre y coloque las pechugas, vacíe el resto del adobo. Refrigere durante 4 horas pero no más de 24 horas. Precalienta el asador (de gas o de carbón). Cuando esté caliente con cuidado unte las parrillas con aceite. Remueva el pollo de la marinada; descarte la marinada (si la va a utilizar tiene que dejar que hierva por lo menos durante un minuto). Coloque el pollo en la parrilla y cúbralo; ase la carne de 15 a 20 minutos, volteando una vez hasta que el jugo del pollo esté claro y un termómetro insertado en la parte mas gruesa indique 170°F. Adorne con ramitas de tomillo.

Receta cortesía de Qué Rica Vida

Dirija sue comentarios a [email protected].

Compartir

Más artículos de interes